«Zona Extrema: Doble Centralismo y Aumento de Desigualdades» Tamara Casanova Ramos

Por Tamara Casanova Ramos

Estudiante de Ciencias Políticas y Administrativas

Universidad De Los Lagos

 

Chile es un país desigual y centralista, esto se explica por tener un Estado Unitario, lo que ha generado una histórica concentración del poder político y administrativo, dificultando a la vez, la autonomía de las regiones. El centralismo refuerza las desigualdades sociales, económicas y territoriales, ya que, se ampara bajo la lógica del orden y del progreso como resultado de la concentración del poder, evidenciándose la incapacidad por parte del Estado de consolidar un modelo democrático participativo y de resolver los problemas estructurales que les dificultan a los/as chilenos/as.  La preponderancia de una cultura centralista ha conllevado a un modelo de desarrollo y el accionar estatal queden concentrados en la Región Metropolitana, de este modo, las demás regiones se convierten en un plano secundario respecto de la toma de decisiones administrativas y políticas a nivel nacional porque no presentan la capacidad de incidir en la formulación de las soluciones diseñadas e implementadas para resolver sus problemas.

La percepción regional es un asunto generalizado porque las dificultades de cada región para tomar sus propias decisiones y la nula conexión entre las necesidades de las personas con el territorio, se refleja debido al poder centralista.  Las desigualdades del centralismo se replican en las zonas extremas, los cuales, presentan aislamiento crítico, población escasa, bajo nivel de progreso socio-económico y baja presencia del sector público. Estos elementos operan como poco atractivo al emprendimiento, inversión y generación de trabajo. Por lo que, la ausencia de una identificación de la realidad comunal/provincial con el centro de las regiones, se perciben secundariamente en relevancia respecto de la toma de decisiones regionales y nacionales.

Es relevante transferir poder de decisión y responsabilidad, a la vez, mejorar las condiciones de empleo, educación, salud, cultura, infraestructura y conectividad en todas las comunas/provincias/regiones. Sin duda, Chile tiene un doble centralismo (nacional y regional) que no es considerado en las tablas de discusiones políticas, profundizando desigualdades en ciertos territorios y que repercuten en la calidad de vida. La Provincia de Palena es un reflejo del centralismo regionalista, político, económico y administrativo, ya que, depende de la capital regional de Los Lagos (Puerto Montt). La efectiva descentralización en las zonas extremas debe ser política, fiscal, territorial, de atención primaria de salud y de educación.

La descentralización es legítima cuando existe voluntad y comprensión de resolver las dificultades sociales, económicas y territoriales. En las zonas extremas, la falta de acuerdos políticos y la invisibilidad por autoridades se convierten en el foco del problema porque dificultan el avance en materia de desarrollo territorial. Cabe destacar que, la descentralización política se ha profundizado por la votación de los/as gobernadores/as regionales, generando autonomía, valor y cultura en los territorios, de esta manera, se incentiva al análisis de un modelo de desarrollo político a futuro.

La descentralización fiscal debe enfocarse en la asignación de recursos y la capacidad de obtener y administrar los fondos. Los recursos que llegan a las municipalidades son insuficientes, dificultando la gestión pública y evidenciando la centralización fiscal. Algunas comunas de la provincia, no tienen un polo de desarrollo claro, por lo que, sus actividades no son definidas y sostenibles a lo largo del tiempo. Al dar una mirada en sus potencialidades, se podría encontrar un excelente exponente del ejercicio de la actividad turística, sin embargo, la posibilidad de generar un avance económico importante y significativo dentro de esta zona extrema debe contar con el apoyo, capacitación, infraestructura y financiamiento.

La descentralización territorial debe ir acompañada de la conectividad para que exista desarrollo y crecimiento local. En las zonas extremas se encuentra un desequilibrio territorial por la baja inversión de vialidad urbana y conectividad interregional. Los medios de transportes (terrestres, marítimos y aéreos) en la Provincia de Palena es cuestionada por el precio de costo y por el tiempo de viaje para llegar a la capital de la región. El acceso complementa la supervivencia de la provincia, y por eso, el difícil acceso lo convierte en una desventaja sustantiva. A raíz de su ubicación geográfica aislada, el coste de la vida para la comunidad es muy elevada en comparación con otros puntos de la región de Los Lagos.  En ocasiones, cuando la conectividad es afectada produce grandes desabastecimientos, fuertes alzas para los/as comerciantes/as y en el coste de la vida de sus pobladores/as.

La descentralización de la atención primaria de salud debería optimizar la eficiencia de la prestación de servicios y fortalecer los métodos de democratización, sobre todo, cuando los servicios de salud son importantes en su implementación y ejecución. En la Provincia de Palena, hay dificultades para contratar ciertos/as profesionales especialistas, lo que se refleja en la gran dependencia a la capital regional y en ocasiones, con Argentina. Las postas rurales luchan por el desabastecimiento y la falta de implementación para atender urgencias en los sectores donde el acceso es aún más difícil y la atención es precaria. La pandemia (COVID-19) agudizó las dificultades para trasladarse a otra ciudad, la atención de otro/a especialista son escasas, todas las operaciones se realizan en Puerto Montt, por supuesto, las camas UCI y ventiladores están solamente en la capital regional de Los Lagos.

La descentralización de la educación se enfoca en apuntar a un sistema participativo, ágil, eficiente y eficaz, de esta forma, se obtiene una educación de calidad y eficiencia en la gestión pública. La educación en estas zonas, es un eterno dilema y un foco de conflicto. Los/as estudiantes se ven obligados/as a abandonar su localidad en búsqueda de mejores oportunidades educacionales, debido a que no se cuenta con instituciones técnicas ni profesionales, sin duda, también existe desigualdad en los puntajes PTU porque no se encuentran los centros de formación en la provincia, sino que en Puerto Montt. La educación online por la pandemia es una brecha digital. Los/as estudiantes que se han incluido digitalmente se han desempeñado con mayor facilidad, sin duda, no todos/as tienen las condiciones adecuadas para hacerlo (espacio, conexión y herramientas tecnológicas), sobre todo, aquellos/as estudiantes que residen en sectores rurales.

El Estado no ha logrado una articulación de políticas públicas demográficas y económicas respecto a sus zonas extremas. La descentralización tiene el propósito fundamental de romper las inequidades territoriales, transferir poder, generar mejor democracia en las comunas, provincias y regiones. Además, debe presentar una cultura organizacional que priorice los resultados en vez de los procedimientos y la legalidad, autonomía en los organismos, soluciones considerando los problemas diversos, decisiones autónomas y coordinación intersectorial. La efectiva descentralización tiene que superar la escasez y disminuir las desigualdades de todo el país.

Comparte tu opinión o comentario