TOP

«Y la mamá venezolana dijo – no puedes salir a jugar hoy, hijo, es peligroso» Abajo el racismo en Iquique

Voces contra el racismo en Iquique

De la Red Nacional de Organizaciones Migrantes y ProMigrantes, ANTE LAS NUEVAS MOVILIZACIONES Y AGRESIONES EN IQUIQUE:

No desconocemos que la situación precaria de las personas migrantes pueda molestar a algunas personas al verlos utilizando terrenos abiertos con carpas que son su único lugar de habitar transitoriamente.
No desconocemos que el gobierno no ha hecho nada, ni para atacar el delito, ni para efectuar un control fronterizo mínimo que permita a las personas que migran ingresar legalmente, cumplir sus medidas sanitarias y obtener prontamente papeles (aunque sean provisorios) que les permitan trabajar legalmente. Por lo tanto el gobierno es responsable de las 2 situaciones que molestan a la población. El gobierno ha mal gastando dinero no realizando lo necesario, ni para contener la delincuencia, ni tampoco lo que permita que la gente migrante se desplace sin quedarse estancados en Colchane o en Iquique, lo que les facilitaría trabajo y tranquilidad.
No desconocemos que como proceder ante este flujo migratorio venezolano, fueron realizadas reuniones regionales con participación del gobierno chileno en setiembre de 2018, en el llamado Proceso de Quito1, que convendría todos conocieran las recomendaciones surgidas y allí acordadas o las de los capítulos siguientes, particularmente el de setiembre del 20202, y que no fueron tenidas en cuenta y menos aplicadas por el gobierno chileno. Por lo tanto la situación creada es el resultado de la no-política del gobierno chileno, y de las fuerzas que lo apoyan, que son las que más incitan a la violencia contra la migración. Sobre todo la prensa masiva debería cuidar la forma de informar que se ha mostrado tan parcial y sesgada sobre la situación en el norte de las personas migrantes.
No desconocemos que ante la molestia que sienten los iquiqueños, fuerzas conservadoras y de ultraderecha incitan a las personas –con discursos de odio- a vincular migración y delincuencia sin considerar que esa delincuencia también afecta a los migrantes, con sus redes de tráfico, culpable muchas veces de dejar gente tirada en el desierto en la noche, que le roban sus pocas cosas o les cobran lo que se les ocurra al verles débiles.
No desconocemos que dicen movilizarse contra la delincuencia pero en los hechos grupos reducidos y extremistas agreden en grupos a migrantes aislados, destruyen sus pocas cosas, y utilizan el fenómeno migratorio para justificar una delincuencia que no es debidamente reprimida y que no tiene nacionalidad.
No permitamos que triunfe una falsedad, los migrantes estarán en la calle pero no son delincuentes, hay delincuentes en la migración como entre la población chilena, pero ni la migración ni los chilenos son delincuentes.
Pensemos lo que ha ocurrido en barrios a lo largo del país con delitos como el narcotráfico, o vamos a querer seguir condenando personas por donde viven, por su situación social, o por cualquier otra razón.

LA MIGRACION NO ES DELITO. MIGRAR ES UN DERECHO
QUE SE COMBATA EL DELITO QUE NOS DAÑA A TODES
EL ODIO DESTRUYE LA SOCIEDAD
MI PIEL, TU PIEL; MI CORAZON, TU CORAZON, VIVAMOS EN PAZ

 

Esteban nos opinó que:

«El 99% de los migrantes vienen a sugir pero es solo 1 % que genera problemas. Lo mismo que pasa en Chile, siempre es una minoría delincuencial  y esos los medios de comunicación son los que hacen explotar y ampliar como si fueran todos los migrantes.

Acá por años hemos vivido con peruanos y bolivianos y ahora la comunidad colombiana y venezolana es la que se ha incorporado recientemente, son pueblos humildes pero hay delitos que han traído con su migración, como la  drogadiccion, secuestros y asesinatos, que son delitos que el nortino no está acostumbrado.
Además de la proliferación de muchas tomas,  por el mismo tema de donde se asienta los mismos migrantes acá. El iquiqueño no es xenofobico, sino más bien tiene su estado de confort que se ha visto alterado por la masiva entrada de migrantes.  Donde vienen solo algunas manzanas podridas, alteran el normal proceso de convivencia, de comunicación y son los que hacen explotar y ampliar como si fueran todos los migrantes».

Comparte tu opinión o comentario