TOP

Videocolumna// «Teniente Ojeda paramilitarismo y tráfico de armas» por Nicolás Romero

#tenienteojeda #internacional #trendearagua #venezuela

Te compartimos esta video columna donde Nicolás Romero, director de Revista De Frente, analiza los últimos antecedentes que involucrarían al fallecido ex teniente desertor venezolano Ronald Ojeda, con una conspiración militar a realizarse en Venezuela entre los meses de diciembre del 2023 y enero del 2024, la llamada operación Brazalete Blanco.

El análisis de las declaraciones de uno de los participantes de dicha operación, sumado a los antecedentes aportados por el periodista venezolano Eligio Rojas del medio Iguana TV, entregan luces sobre las entradas y salidas ilegales de Ojeda tanto de Chile como de Venezuela, sobre el uso del asilo político para organizar desde Chile operaciones paramilitares y sobre los vínculos que eventualmente realizó con organizaciones criminales como el Tren de Aragua, ya sea para ingresar a Venezuela o como para obtener armas para el desarrollo de la operación.

Según reseña el medio colombiano Caracol Noticias,

«A una casa en un sector residencial de Cúcuta llegaron varios desertores de las Fuerzas Militares venezolanas el pasado 13 de diciembre de 2023…..

Uno de los asistentes a la reunión de Cúcuta habló con este noticiero desde la clandestinidad y pidió omitir su identidad por razones de seguridad:

”Me comunica el capitán Heredia, me llama y me dice que tengo una labor. ¿Qué pasó? Esto y lo otro. Vamos a reunirnos. Yo me dirijo a Norte de Santander. Tengo una reunión donde me efectúan la planificación de una operación militar llamada “Venezuela Libre”, la cual se explicaba que iba a ser la toma del Estado Táchira, de la brigada del Ejército y del batallón vigésimo (SIC) primero de infantería de selva. Acontece que yo veo la planificación, veo todo, veo absolutamente todo, pero hay cosas que a mí no me gustan. ¿Cómo qué? Yo veo la planificación en una mesa estratégica militar. Y digo no, pero esto no está bien”.

Además de este exmilitar venezolano, a la cita llegaron el capitán Ángelo Heredia, el teniente Ronald Ojeda y otros desertores. Los dos oficiales, Heredia y Ojeda, con antecedentes golpistas, habían huido de Venezuela hace varios años después de fugarse de una cárcel militar. Siguieron en contacto, aunque tomaron caminos distintos antes de la conspiración de Cúcuta.

La siguiente noticia del capitán fue en diciembre de 2023, un año después de nuestra entrevista. Había regresado a Colombia para asistir a la reunión en Cúcuta con sus antiguos amigos de armas. Pero las cosas no salieron bien, según lo relató el militar que nos habló desde la clandestinidad. Cuenta que tras la reunión de diciembre pasado en Cúcuta, les advirtió a Heredia y a Ojeda de los riesgos de cruzar hacia Venezuela.

“Él y Ronald Ojeda se van hasta la frontera del Norte de Santander. Cuando llegan a la frontera yo les digo: ‘no lo hagan. Si ustedes van a querer pasar ahorita pasen vestidos con chancletas, vendan café, pónganse un sombrero, lleven sol, pónganse negros porque están blancos, se ven que tienen dinero. Pasen necesidad y ustedes van a pasar’. Y no, ellos se pusieron a meterse en la trocha”, relató el exmilitar.

Desatendieron la advertencia y fueron emboscados. En ese episodio, Heredia, según sus compañeros, fue secuestrado por integrantes del ELN que lo entregaron a hombres de la Dirección General de Contrainteligencia Militar de Venezuela, DGCIM.

“Ojeda sale corriendo y queda… tomaron a Ángelo, le hicieron unos disparos y agarraron a Ángelo Heredia. Lo cogen los elenos y el Ejército. Él está en el lado de Colombia, de Colombia, y a él lo toman en la trocha de Colombia y lo pasan al lado de Venezuela y lo entregan a la guardia”, aseguró.

Una vez secuestran a Heredia, Ojeda logra escapar con algunas heridas leves.

“Yo busqué a Ojeda cuando llegó a la casa de seguridad, porque tenían una casa de seguridad. Veo todo el piso lleno de sangre porque Ojeda estaba herido. Ojeda con el mismo estrés postraumático durmió tres días en un monte”, resaltó el exmilitar.

Todavía afectado por la emboscada, Ojeda atravesó media Colombia para huir por la frontera con Ecuador. “Ojeda toma un bus hasta Rumichaca, y después empieza a bajar a Ecuador, a Perú y luego hasta Chile. Todo el recorrido lo hace absolutamente por tierra”, indicó.

@revistadefrente.cl

#tenienteojeda #internacional #trendearagua #venezuela Te compartimos esta video columna donde Nicolás Romero, director de Revista De Frente, analiza los últimos antecedentes que involucrarían al fallecido ex teniente desertor venezolano Ronald Ojeda, con una conspiración militar a realizarse en Venezuela entre los meses de diciembre del 2023 y enero del 2024, la llamada operación Brazalete Blanco.  El análisis de las declaraciones de uno de los participantes de dicha operación, sumado a los antecedentes aportados por el periodista venezolano Eligio Rojas del medio Iguana TV, entregan luces sobre las entradas y salidas ilegales de Ojeda tanto de Chile como de Venezuela, sobre el uso del asilo político para organizar desde Chile operaciones paramilitares y sobre los vínculos que eventualmente realizó con organizaciones criminales como el Tren de Aragua, ya sea para ingresar a Venezuela o como para obtener armas para el desarrollo de la operación. Según reseña el medio colombiano Caracol Noticias, «A una casa en un sector residencial de Cúcuta llegaron varios desertores de las Fuerzas Militares venezolanas el pasado 13 de diciembre de 2023….. Uno de los asistentes a la reunión de Cúcuta habló con este noticiero desde la clandestinidad y pidió omitir su identidad por razones de seguridad: ”Me comunica el capitán Heredia, me llama y me dice que tengo una labor. ¿Qué pasó? Esto y lo otro. Vamos a reunirnos. Yo me dirijo a Norte de Santander. Tengo una reunión donde me efectúan la planificación de una operación militar llamada “Venezuela Libre”, la cual se explicaba que iba a ser la toma del Estado Táchira, de la brigada del Ejército y del batallón vigésimo (SIC) primero de infantería de selva. Acontece que yo veo la planificación, veo todo, veo absolutamente todo, pero hay cosas que a mí no me gustan. ¿Cómo qué? Yo veo la planificación en una mesa estratégica militar. Y digo no, pero esto no está bien”. Además de este exmilitar venezolano, a la cita llegaron el capitán Ángelo Heredia, el teniente Ronald Ojeda y otros desertores. Los dos oficiales, Heredia y Ojeda, con antecedentes golpistas, habían huido de Venezuela hace varios años después de fugarse de una cárcel militar. Siguieron en contacto, aunque tomaron caminos distintos antes de la conspiración de Cúcuta. La siguiente noticia del capitán fue en diciembre de 2023, un año después de nuestra entrevista. Había regresado a Colombia para asistir a la reunión en Cúcuta con sus antiguos amigos de armas. Pero las cosas no salieron bien, según lo relató el militar que nos habló desde la clandestinidad. Cuenta que tras la reunión de diciembre pasado en Cúcuta, les advirtió a Heredia y a Ojeda de los riesgos de cruzar hacia Venezuela. “Él y Ronald Ojeda se van hasta la frontera del Norte de Santander. Cuando llegan a la frontera yo les digo: ‘no lo hagan. Si ustedes van a querer pasar ahorita pasen vestidos con chancletas, vendan café, pónganse un sombrero, lleven sol, pónganse negros porque están blancos, se ven que tienen dinero. Pasen necesidad y ustedes van a pasar’. Y no, ellos se pusieron a meterse en la trocha”, relató el exmilitar. Desatendieron la advertencia y fueron emboscados. En ese episodio, Heredia, según sus compañeros, fue secuestrado por integrantes del ELN que lo entregaron a hombres de la Dirección General de Contrainteligencia Militar de Venezuela, DGCIM. “Ojeda sale corriendo y queda… tomaron a Ángelo, le hicieron unos disparos y agarraron a Ángelo Heredia. Lo cogen los elenos y el Ejército. Él está en el lado de Colombia, de Colombia, y a él lo toman en la trocha de Colombia y lo pasan al lado de Venezuela y lo entregan a la guardia”, aseguró. Una vez secuestran a Heredia, Ojeda logra escapar con algunas heridas leves. “Yo busqué a Ojeda cuando llegó a la casa de seguridad, porque tenían una casa de seguridad. Veo todo el piso lleno de sangre porque Ojeda estaba herido. Ojeda con el mismo estrés postraumático durmió tres días en un monte”, resaltó el exmilitar.

♬ sonido original – revistadefrente

Te podría interesar:

Teniente Ojeda// «La cobertura de los medios chilenos a Simonovis que entorpeció actuar de la PDI»

«Las críticas de Ojeda a Guaidó y el anhelado asilo de los ex generales venezolanos» por Nicolás Romero

 

 

Comparte tu opinión o comentario