TOP

Van Klaveren, recién asumido, mantiene las incosistencias del progresismo en RREE

Por Nicolás Valenzuela

Siguiendo el viejo ritual de la institucionalidad chilena, el nuevo canciller Alberto Van Klaveren, hizo su primera entrevista como tal al diario de Agustín. En ella, el centro es la reactivación de la Alianza del Pacífico, organización que, como ya revisamos en este medio, es un intento construido por parte de los gobiernos de derecha de Perú, Colombia, Chile y México junto con sus respectivo sectores financieros por allá en 2011 para profundizar las dinámicas librecambistas entre estos países.

Luego de un inicio prometedor, esta iniciativa cayó en desgracia por los giros proteccionistas a nivel mundial, pero especialmente por los cambios de gobierno en México, Chile y Colombia.

Al contrario de lo que dijo Gabriel Boric en su primera entrevista en La Moneda, luego de ser electo, la Alianza del Pacífico no fue prioridad ni tema durante el primer año de su administración. No obstante, el forzado cambio de gobierno en Perú, ha vuelto a poner el tema en boga. En teoría, a la peruana Dina Boularte le corresponde asumir la presidencia de este órgano, cosa que le podría dar un nuevo empuje, sin embargo, AMLO de México se ha negado a ello por considerar espúreo a su gobierno, luego del golpe perpetrado y las masacres a los civiles.

El gobierno de Boric ha tenido un comportamiento errático con Boluarte. Urrejola reconoció su gobierno y Boric la criticó en la CELAC. Ahora con el cambio en cancillería, Van Klaveren, en vez sumarse a las críticas que en su momento hicieron Petro y AMLO, blinda la presidencia pro témpore de Boularte. A esta altura no constituye ninguna novedad y queda en evidencia que los DDHH para este gobierno son una herramienta política que se usa a discreción (siempre en favor de las reglas neoliberales y los amigos de EEUU por supuesto). En Perú han muerto más de sesenta personas luego de un golpe de estado llevado a cabo por una oligarquía que se niega a hacer elecciones. Si una situación análoga hubiese ocurrido en Nicaragua, resulta dificil concebir un apoyo a una presidencia pro témpore.

Las elecciones en México recién son el año 2024, así que más allá de la voluntad de Van Klaveren, parecería difícil que la institución pueda tener una efectiva activación si Bogotá y el DF mantienen sus posiciones. ¿Hacia dónde va nuestra política exterior señor canciller?

 

Comentarios (1)

  • fco david

    va pal carajo …..por aue ponen chupa tintas personajes no politicos lo que ha costado ganar este gobierno para que lo infiltren

    reply

Comparte tu opinión o comentario