TOP

«Sobre el conflicto en desarrollo en la CONFUSAM» por Atilio Herrera

Por: Atilio Herrera

 La CONFUSAM (Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipal), es el principal gremio de la salud pública en Chile. Actualmente el padrón de afiliación es de 56.000 trabajadores/as aproximadamente. 

En CONFUSAM se reúne a 27 Federaciones regionales y/o subregionales del País. Por ejemplo; en Confusam de la región Metropolitana existen 4 federaciones: la federación Norte, la Federación Oriente, la Federación Centro Occidente y la Federación Sur y Sur Oriente. Cada Federación reúne a asociaciones de funcionarios locales; de comunas y/o centros de salud. 

 Cada mes CONFUSAM reúne su Consejo Directivo Nacional (CDN) el que está compuesto por el Directorio Nacional y los representantes de las 27 federaciones de Chile. 

 El CDN de enero del 2023 determina realizar un paro nacional convocado para el 15 y 16 de marzo debido a varios puntos pendientes que, si bien han sido escuchados por el Ministerio de Salud, aún no han tenido vías de solución. 

 

Los puntos en conflicto son: 

Incentivo al retiro: de todos los puntos de la plataforma de lucha este es el más relevante y urgente. El Incentivo al Retiro es un bono que se entrega a las personas que cumpliendo su edad deciden jubilarse. Dado al estado actual de sistema de pensiones y a que el sector público no tiene derecho a finiquito esta bonificación es de vital importancia. Este punto además se divide en sub puntos. 

Falta de cupos: la actual ley de Incentivo al retiro cubre el periodo entre los años 2014 y 2024. Para esta ley se financió un total de 7.500 cupos, sin embargo, ya con la postulación del año 2022 se acabaron los cupos disponibles, no quedando disponibles cupos para las personas que cumplan su edad de jubilación el 2023 y 2024. La cifra de cupos faltantes ronda los 5.000. CONFUSAM exige que se financie el aumento de cupos para asegurar que todas las personas puedan retirarse a tiempo y con sus recursos asegurados. 

 Recálculos impagos: en la actual Ley de Incentivo al Retiro, para quienes ya se acogieron a este, se ha producido una brecha del monto dada a que este se paga con un cálculo menor al que corresponde al momento de su desvinculación definitiva. La Contraloría General de la República obliga a las administraciones comunales a hacerse cargo de esta diferencia, las que no tienen ítem disponible para esto. CONFUSAM exige que se legisle para que sea el Estado quien asuma el monto diferencial.

 Nueva Ley de Incentivo al Retiro: la actual ley rige hasta el 2024 desconociéndose que pasará desde el 2025 en adelante. CONFUSAM busca que se trabaje desde ya en una nueva ley, de tal manera de evitar que una vez caducada esta ley, exista un tiempo sin ley haciendo que miles de trabajadores no se puedan retirar a tiempo, o se vean obligados a retirarse sin tener ninguna asignación económica. Por ejemplo, la actual ley que abarca desde las personas que debieron retirase entre el 2014 y 2024, fue aprobada hasta el 2016 y si bien su aplicación fue retroactiva, fueron miles las personas que debieron seguir trabajando por sobre su edad de jubilación hasta que se aprobara la ley. No fueron pocas las personas que murieron sin poder jubilarse. 

 

 Ley de metas sanitarias: los centros de salud todos los años deben cumplir ciertas metas de importancia sanitaria. El cumplimiento o no de estas tiene un impacto en el sueldo de los trabajadores. Durante la pandemia fue imposible cumplir las metas habituales producto a que la centralidad sanitaria estaban enfocadas en dicha contingencia.  

Dado que el 2022 continuamos con Alerta Sanitaria y aún muchos de los esfuerzos están centrados en temas relacionados al Covid-19. CONFUSAM exigió que las metas 2022 fueran aprobadas por una ley de tal manera de no castigar los sueldos de los trabajadores. El MINSAL redactó la ley que fue aprobada en el parlamento. Sin embargo, al momento de ser publicada nos dimos cuenta que la ley fue mal redactada y que daba cumplida las metas sanitarias del año 2021, pasando todo el trámite parlamentario sin que alguien se percatara del error. 

 Si bien se ha avanzado en soluciones alternativas CONFUSAM exige que MINSAL y Parlamento hagan bien el trabajo y se redacte y apruebe una nueva ley bien hecha. 

 

Desempeño difícil: cada 3 años se establecen los Centros de Salud (urbanos y rurales) que por las particularidades del territorio hacen que trabajar ahí significa un mayor grado de dificultad de lo esperado. Esto se refleja en una asignación mensual que forma parte de los sueldos. Si bien el decreto que establece esto debiera estar publicado a fines del año 2022, este aún no es despachado. Si bien ya se publicó el ranking con los centros beneficiados, la no existencia del decreto es un factor de inestabilidad para los trabajadores. CONFUSM exige la pronta publicación del decreto definitivo.

 

Bono del trato usuario: todos los años se realiza una encuesta en los pacientes de todo el país para establecer la calidad del trato en la atención. Esto establece un ranking de los centros y se paga a los trabajadores un bono anual según el tramo en el cual fue calificado su centro. Este monto se establece por ley en una cantidad nacional el que es repartido. Este monto nacional lleva varios años congelado. Dado a que la dotación nacional de trabajadores ha ido en aumento esto hace que los montos pagados hayan ido disminuyendo. Y además por el aumento de la inflación esto hace que el valor real del monto haya ido en devaluación constante. 

 Esta situación no ha ocurrido en otros niveles asistenciales como el hospitalario en el cual si se ha incrementado. El pago del último bono arrojo que el pago a hospitales fue cerca de 70.000 superior a la de la Atención Primaria de Salud. Dado que en la ley existe los mecanismos para aumentar los montos, CONFUSAM exige que se aumente llegando al menos a equiparar la brecha establecida con el mundo hospitalario. 

 

Todos estos temas han estado sobre la mesa de conversación con el MINSAL durante el 2022 sin tener respuestas ni compromisos concretos. La movilización se avisó en enero de tal manera de dar tiempo al gobierno de responder, sin embargo, este no fue capaz de dar respuestas claras. 

 Para la organización, las jornadas de paro y movilización fueron evaluadas como un éxito rotundo. La adhesión nacional del 95% de los centros de salud y las marchas en todas las ciudades del país, destacando la marcha realizada en la Región Metropolitana con cerca de 5.000 trabajadores y trabajadoras fue una demostración de fuerza de las capacidades organizativas y movilizadoras de la CONFUSAM a lo largo de Chile. 

 Ahora, se esperará las vías de solución que pueda proponer el gobierno y en el Consejo Directivo Nacional de abril se determinará como avanza la escalada de movilización si es que no hay respuesta adecuada de parte del Ministerio de Salud. 

Atilio Herrera es Presidente de la Federación Regional Metropolitano Oriente (FRODESAP) de Confusam

 

Comparte tu opinión o comentario