TOP

Posible atentado grave en contra de la probidad en la Comisión de Justicia de la Convención Constitucional. Por Jorge Molina Araneda

Andrés Cruz (Colectivo Socialista), convencional Constituyente, rechazó normas sobre fiscalización de jueces y reducción de sus beneficios sin informar que está casado con una jueza de Concepción. 

El miembro de la Comisión de Justicia de la Convención Constitucional ha sido un férreo defensor de mantener los privilegios que tienen los jueces, además de oponerse a mecanismos de fiscalización efectiva. A pesar que los reglamentos de la Convención imponen la obligación de informar a la mesa sobre cualquier conflicto de interés, hasta la fecha Cruz no lo ha hecho.

Asombro causó la declaración de Andrés Cruz, el día martes 8 de marzo en la Comisión de Justicia de la Convención Constitucional, al indicar que existía una investigación en curso en su contra, sin entregar mayores precisiones. En ese contexto, reveló por primera vez ante alguna instancia de la Convención Constitucional que está casado con una jueza de la república.

Fuentes consultadas de la Convención señalaron desconocer este vínculo. “El Convencional Cruz jamás reveló previamente que su esposa fuera Jueza del Tribunal de Garantía de Concepción, de lo  que nos enteramos hoy por el propio Cruz de una forma muy inverosímil. Resulta asombroso además que lo haga victimizándose, que es su tónica permanente, a pesar que durante todos estos meses ha defendido activamente el estatuto que hoy beneficia a los jueces frente a cualquier cambio mayor.”, señalaron.

 

Conflicto de interés

Tania Galgani Ugarte es jueza titular del Juzgado de Garantía de Concepción.  Fue designada por el Presidente Sebastián Piñera el 29 de octubre de 2021, cuando Cruz ya era Convencional Constituyente, elegido como independiente en la lista del Partido Socialista.

Mientras su cónyuge era nombrada como magistrada, después de haber sido relatora de la Corte de Apelaciones de Concepción y funcionaria del tribunal de Tomé, Cruz fue apoyado activamente y en bloque por los Convencionales de la derecha para ser coordinador de la Comisión de Justicia; aunque no ganó porque obtuvo ocho votos, solo faltándole dos más para ser elegido.

El 19 de octubre del año 2021 se congregó la primera sesión de la Comisión de Justicia, solo diez días antes del nombramiento de Galgani como magistrada. No fue hasta la sesión número cincuenta y dos del día 8 de marzo que, luego de haber votado materias que buscan transformar el sistema judicial, Andrés Cruz reveló que está casado con una jueza, presionado por una “investigación” que se estaba realizando sobre esta situación.

En las últimas cuatro sesiones: 48, 49, 50 y 51 de los días 1, 2, 3 y 7 de marzo respectivamente, Cruz realizó una férrea defensa del actual sistema de justicia denominado Poder Judicial.

Cruz se opuso a que se estableciera un limite a la duración de los jueces como se propuso por un grupo de convencionales, quienes impulsaron la idea que se mantuvieran por 8 años en el cargo, pudiendo repostular indefinidamente mediante concursos públicos de merito definidos por un órgano autónomo denominado “Consejo Nacional de Justicia”. De aceptarse esta norma, se habría afectado directamente a su cónyuge, ya que no se podría mantener indefinidamente hasta la edad de jubilación actual que es de 75 años.

Además Cruz se opuso en el Pleno de la Convención a la propuesta que se reducía la edad de jubilación de los jueces a 70 años, lo que nuevamente habría afectado directamente a su esposa

En la misma línea, Cruz votó en contra una propuesta por medio de la cual se establecía que el “Consejo de la Justicia” realice una revisión integral a todos los tribunales del país una vez cada 5 años, a lo menos, con audiencias públicas. Con esto se buscaba que periódicamente se pudiera conocer el desempeño de jueces y funcionarios para tomar medidas que permitieran mejorar su desempeño y eventualmente abrir procesos disciplinarios que podrían terminar con la destitución. Otra vez, se trata de una norma que afecta directamente la forma como su esposa ejerce su trabajo.

Cruz ha sido uno de los convencionales que ha insistido en que el organismo el cual se busca crear para nombrar y fiscalizar a los jueces, esté integrado por una mayoría de jueces, lo que ha sido objeto de una intensa discusión, como se aprecia en las distintas sesiones de la comisión de justicia de la convención, ya que muchos señalan que de acogerse esa idea finalmente el consejo podría ser “capturado” por el gremio judicial.

Se ha mostrado a favor de ampliar~ el fuero de los jueces, incluso más allá de lo establecido en la constitución de Jaime Guzmán, exigiendo que exista un proceso de desafuero decidido por jueces para el caso que se pueda proceder a demandar o querellarse en contra de otro juez, cualquiera que sea el delito que se le imputa. Hoy esa posibilidad esta restringida únicamente a delitos contra la probidad que hayan cometido en ejercicio de sus funciones según lo que establece la ley. De aprobarse, esto beneficiaría a su cónyuge jueza.

 

Junto con la derecha.

Lo que ha llamado la atención desde antes de la reciente revelación de que Cruz está casado con una jueza nombrada por Sebastián Piñera después que asumió como constituyente, son sus sistemáticas votaciones con la derecha. No sólo fue el candidato de ese sector para liderar la comisión de justicia, sino que además ha votado en contra de la eliminación justicia militar, se manifestó en contra de la iniciativa popular titulada “cárcel para Piñera”, y en general de las principales iniciativas impulsadas por escaños indígenas.  Además votó a favor de la convencional UDI pro rechazo, Carol Bown, como representante de su comisión en las instancias de coordinación dentro de la convención, por sobre el convencional vinculado a movimientos ciudadanos, Manuel Wordasky.

Además Cruz dio una extensa entrevista en el Diario La Tercera validando el discurso público de la derecha, afirmando enfáticamente que ese sector habría sufrido un “veto” al interior de la Convención, victimizando a un sector político que se ha mostrado contrario a hacer las mismas reformas que durante su campaña señaló que iba a impulsar.  Estas afirmaciones de Cruz en el diario de Álvaro Saieh  fueron enfáticamente negadas por la Presidenta de la convención, María Elisa Quinteros, y por varias personas del sector político al cual se supone que pertenece.

Para muchos se genera un manto de sospecha en el nombramiento de su cónyuge como magistrada a cambio de la lealtad política de Andrés Cruz por mantener el actual sistema; no obstante, funcionarios judiciales consultados concuerdan en que Tania Galgani ha sido una funcionaria judicial correcta.

De igual forma, Cruz debería haber transparentado este vínculo y explicar si está relacionado o no con pagar algún favor político. Diversas fuentes consultadas concuerdan en que esta situación no fue informada por este convencional en su declaración de intereses ni de conflictos de interés.

 

¿Quién es Andrés Cruz?

El ex persecutor se hizo públicamente conocido porque pidió, el año 2010, una condena de 100 años de presidio contra Héctor Llaitul y de 65 años contra Ramón Llanquileo, hermano de la convencional constituyente Natividad Llanquileo. Finalmente, logró una condena de cinco años  y un día en un juicio plagado de irregularidades que hasta el día de hoy ponen en entredicho el debido proceso.

Sus votaciones han sido claves para “moderar” algunas normas de la Convención Constitucional. Está a favor del Tribunal Constitucional y de la Justicia Militar, pero se opone a la autonomía de los pueblos originarios y busca mantener el statu quo de excesivas prerrogativas y clasismo que imperan en el Poder Judicial, se opone, asimismo, a la fiscalización ciudadana de la judicatura. Tampoco fue partidario de firmar la declaración de la Convención Constitucional a favor del indulto de los presos políticos del estallido social (18-O).

En el sitio web de la Convención Constitucional se entrega información muy parcial del Constituyente, favorito del saliente gobierno de Sebastián Piñera. De acuerdo a fuentes de palacio, varios ministros y subsecretarios de Piñera han manifestado en privado la confianza que les genera el ex persecutor por ser un hombre transversal y que garantiza que no existan cambios sustantivos en el sistema judicial chileno.

En su presentación se lee:

“Andrés Cruz tiene 47 años, es abogado y doctor en Derecho. Actualmente ejerce como docente del Departamento de Derecho Procesal de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Concepción”.

Asimismo, la convencional derechista Marcela Cubillos, cónyuge del exministro de Relaciones Exteriores de Piñera, Andrés Allamand, públicamente defendió a Cruz luego de brindar una extensa entrevista en el medio de ultraderecha La Segunda (https://twitter.com/mcubillossigall/status/1495041966110818309).

A pesar de toda la información y conductas conocidas sobre Cruz en la convención, el Partido Socialista, instancia que dio el cupo a Cruz como independiente, no ha mostrado ninguna señal de reproche al constituyente, quien define como ese colectivo vota todos los asuntos vinculados con e Poder Judicial y aquellos que conoce la comisión de Sistemas de Justicia, órganos autónomos de control y reforma constitucional.

Sociólogo. Miembro fundador de Revista de Frente. Activista y experto en políticas de droga y educación superior. Magíster en Investigación Social y Desarrollo por la Universidad de Concepción. Candidato a Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Chile

Comparte tu opinión o comentario