TOP

Operación Promesa Verdadera: ataque de represalia iraní logró sus objetivos

«Por otro lado, sin embargo, los costos israelíes son asombrosos: considerando un número estimado de 300 a 400 aviones que probablemente estuvieron en operación durante 4 a 10 horas, con un costo promedio por hora de $30.000 a $40.000, el costo sería entre $50 y $160 millones. El costo de interceptar misiles de crucero y drones suicidas: entre 100 y 150 millones de dólares, y el costo de interceptar misiles balísticos: entre 500 y 700 millones de dólares. Teniendo en cuenta los daños estimados causados ​​por los misiles balísticos, entre 100 y 500 millones de dólares, el régimen israelí ha incurrido en un total de 750 millones de dólares en el escenario más pesimista, o 1.500 millones de dólares en el escenario más optimista.»

 

Por: english.iswnews.com

La mayoría de los misiles y drones fueron «disparados con el objetivo de saturar los sistemas de defensa aérea». Los otros alcanzaron certeramente 2 bases aéreas y un centro de espionaje

Según las evaluaciones de IWN y basándose en las últimas noticias e información obtenida de las operaciones de misiles y drones del Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (CGRI) bajo el nombre de ‘Operación Promesa Verdadera’ contra el régimen israelí, los siguientes objetivos definitivamente han sido alcanzados:

– La base aérea de Nevatim en el sur de la Palestina ocupada;

– La Base Aérea Ramón en el sur de la Palestina ocupada;

– Una base de inteligencia y espionaje del régimen israelí en Jabal al-Sheikh (Monte Hermón), en el norte de los Altos del Golán ocupados.

Cabe señalar que el resto de explosiones o impactos en otras zonas de los territorios ocupados están relacionados con el enfrentamiento de los sistemas de defensa aérea israelíes y occidentales con los proyectiles en el cielo o con la caída de restos de misiles interceptores o restos de Misiles iraníes.

Hay varios puntos muy importantes sobre los ataques de represalia del sábado a los que se debe prestar atención: Según afirmaciones de fuentes occidentales, Irán disparó 185 drones, 110 misiles balísticos y 110 misiles de crucero hacia los territorios ocupados en los ataques, y se afirma que la mayoría de estos misiles y drones han sido interceptados; ¡pero la realidad es diferente!

El primer punto importante: Los ataques iraníes con misiles y drones tuvieron lugar mientras la red de defensa aérea del régimen israelí estaba en el estado más preparado posible, y todas las capacidades de combate militar del régimen, desde los sistemas de defensa hasta los aviones de guerra, estaban movilizadas al 100% para contrarrestar los ataques de Irán. Además, todas las capacidades militares de EEUU y sus aliados, como la traicionero Jordania, también acudieron en ayuda del régimen israelí.

Por otro lado, todos los ataques se llevaron a cabo desde suelo iraní, y se coordinó con otros países del eje de resistencia como Irak y Yemen para abstenerse de realizar ataques extensivos con misiles y drones; ¡y de hecho, Irán no utilizó el potencial de la resistencia en Irak y Yemen para saturar los sistemas de defensa del enemigo! Y por sí solo, con el lanzamiento de decenas de drones suicidas y misiles de crucero, saturó los sistemas de defensa de Israel y EEUU. Por supuesto, hay una excepción con respecto a los objetivos alcanzados en los Altos del Golán ocupados en el norte, donde Hezbolá del Líbano ayudó a saturar los sistemas de defensa aérea en esta área al atacar posiciones de Israel en la Palestina ocupada del norte.

El punto es que la mayoría de los misiles de crucero, drones suicidas e incluso misiles balísticos fueron «disparados con el objetivo de saturar los sistemas de defensa aérea», y objetivos predeterminados fueron alcanzados por otra serie de misiles balísticos que atravesaron las defensas del régimen israelí. Este método y enfoque son bastante comunes en el mundo para abordar sistemas de defensa aérea. Así que no hay que dejarse engañar por las mentiras y la propaganda de los medios sobre la falta de éxito y la interceptación de todos los misiles y drones.

El segundo punto importante: El ataque de anoche “fue sólo una ola de ataque”, y las posteriores oleadas de ruptura y destrucción no se llevaron a cabo. En la dimensión militar convencional, este tipo de ataques se llevan a cabo en varias oleadas para lograr una eficacia definitiva y real. En los momentos finales de los ataques de anoche y cuando la primera oleada de ataques se acercaba a su fin, los sistemas de defensa aérea del régimen israelí comenzaron a experimentar saturación, y fue en ese momento que algunos de los misiles balísticos, al atravesar la barrera defensiva, atacaron las bases aéreas de Nevatim y Ramon.

Este era exactamente el momento en que la segunda, tercera y posteriores oleadas deberían haberse llevado a cabo para destruir los objetivos, pero Irán, en el verdadero sentido de la palabra, se “contuvo” . La razón de esto es muy clara y obvia. El objetivo del ataque de “ola única” era enviar un claro mensaje de advertencia al régimen israelí, a Occidente y a sus lacayos para que comprendan el poder de Irán y sepan que si la República Islámica de Irán lo considera conveniente, es capaz de aplastar al enemigos sionista.

El tercer punto importante: En el ataque no se utilizó “ninguno” de los poderosos y avanzados misiles hipersónicos iraníes, como los tipos Fattah 1 y 2, o el misil Khorramshahr, etc. Los ataques se llevaron a cabo utilizando drones HESA Shahed 136 económicos y rentables, misiles de crucero simples y misiles Rezvan de propulsor líquido de bajo costo, que se almacenaron en grandes cantidades y permanecieron sin uso durante mucho tiempo. De hecho, estos armamentos se utilizaron principalmente para saturar los sistemas de defensa aérea, y entre ellos, algunos misiles de propulsor sólido como Haj Qasem y Kheibar Shekan también se utilizaron para atacar y alcanzar los objetivos. El resultado es que si la decisión de Irán hubiera sido utilizar misiles más avanzados, con esta misma oleada de ataque, las bajas y los daños al régimen israelí habrían sido mucho mayores que los que presenciamos.

El mapa de las bases militares y de inteligencia del régimen israelí que fueron alcanzadas.

Cuando se trata de la carga financiera y los costos asombrosos en los que ha incurrido el régimen israelí también hay puntos muy importantes a considerar. Hay que prestar atención a las cifras estimadas de las operaciones del sábado. Citando a FieldMarshal , un analista independiente de tecnologías industriales y de defensa iraníes, el costo aproximado para Irán por llevar a cabo los ataques se estima de la siguiente manera:

– 110 misiles balísticos: entre 30 y 50 millones de dólares,

– 45 misiles de crucero: entre 4 y 7 millones de dólares,

– y 170 drones Shahed: entre 4 y 5 millones de dólares

Lo que da un total aproximado de entre 38 y 62 millones de dólares para Irán.

Por otro lado, sin embargo, los costos israelíes son asombrosos: considerando un número estimado de 300 a 400 aviones que probablemente estuvieron en operación durante 4 a 10 horas, con un costo promedio por hora de $30.000 a $40.000, el costo sería entre $50 y $160 millones. El costo de interceptar misiles de crucero y drones suicidas: entre 100 y 150 millones de dólares, y el costo de interceptar misiles balísticos: entre 500 y 700 millones de dólares. Teniendo en cuenta los daños estimados causados ​​por los misiles balísticos, entre 100 y 500 millones de dólares, el régimen israelí ha incurrido en un total de 750 millones de dólares en el escenario más pesimista, o 1.500 millones de dólares en el escenario más optimista.

Esta asombrosa cantidad de dinero es “sólo por soportar una noche de ataque y sólo por repeler una ola de ataque”. Si las batallas continuaran sólo unos días, la economía del régimen israelí quedaría paralizada. Este es otro ejemplo claro de que los sionistas no tienen la capacidad de entablar una guerra de largo plazo con la República Islámica de Irán, y es por eso que están extremadamente preocupados por responder a los ataques de Irán del sábado.

El cuarto punto importante: Como se mencionó, Irán no utilizó en absoluto el potencial de otros países del Eje de Resistencia para ataques extensos con misiles y drones contra el régimen sionista o para saturar sus sistemas de defensa aérea en el ataque, y solo Irán llevó a cabo la operación. En el caso de que se llevaran a cabo ataques simultáneos y extensivos desde Siria, Líbano, Irak y Yemen, y si Irán entrara al campo de batalla con una gran cantidad de misiles y drones en varias oleadas de ataques el resultado sería muy doloroso para Israel.

En última instancia, todos los acontecimientos del sábado transmitieron varios mensajes importantes a Israel y Occidente. El régimen israelí debe comprender que incluso si Occidente moviliza todas sus capacidades de defensa para defender al régimen sionista, la mano de Irán sigue abierta a cualquier operación de represalia y, cuando lo desee, puede atacar con precisión e intensidad los objetivos y castigar a los israelíes por sus crímenes.

El “objetivo militar” de la operación de anoche fue el ataque a la base aérea más importante de Israel, la base aérea de Nevatim cerca de la instalación nuclear de Dimona. Se llevó a cabo con éxito a pesar de la presencia de los sistemas de defensa más concentrados del mundo, y la base aérea predeterminada fue dañada.

Traducido por La Haine

english.iswnews.com

—-

 

Equipo de política internacional de Revista De Frente

Comparte tu opinión o comentario