TOP

«¿Nueva etapa o más de lo mismo en Cuba?» por Miguel Silva

Por: Miguel Silva (1)

Silvio Rodríguez escribió recién en una columna que se llama ‘Nueva etapa de la revolución’, que

«Poco tiempo después de la desaparición de aquel socialismo (en la URSS) Fidel le confesó a un periodista norteamericano que nuestro modelo ya no nos servía…
Cuba ha tenido no solo que ingeniárselas para avanzar sino que también ha tenido que resistir invasiones, sabotajes, injerencias de todo tipo y un bloqueo histórico en crueldad y duración. No somos, como país ni como personas, lo que hubiéramos sido sin semejante hostilidad…
Todos sabemos que el núcleo principal del descontento es por el bienestar dañado. La salud, la educación, la seguridad de cientos de miles de familias que trabajaron con la esperanza de un futuro mejor. No hay ideología que se sostenga sin bienestar. Olvidar eso no sólo es insensato: es inhumano. Por eso todo lo que logremos en esa dirección es lo correcto.
Creo que nuestra primera meta es esa, por simple, por incompleta que pueda parecer. El bienestar del pueblo. Martí lo dijo de la manera más directa y hermosa: ‘Ganado tengo el pan: hágase el verso.’ »

Por su parte, el vice primer ministro y ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil habló en el programa televisivo Mesa Redonda hace pocos días (https://www.prensa-latina.cu/2023/12/27/cuba-apuesta-por-corregir-distorsiones-economicas ) y negó que las medidas a adoptar a partir de 2024 tengan un carácter neoliberal y explicó que ninguna está diseñada para reducir al mínimo la intervención del Estado, ni a disminuir la regulación de los mercados, como tampoco a incentivar la libre competencia o la privatización.

Todas, continuó, están en función de preservar las conquistas sociales, corregir las distorsiones existentes, marcar una tendencia más acelerada en la recuperación económica del país y una mayor protección social a familias y personas en situación de vulnerabilidad.
Pero identificó que algunas de las distorsiones existentes que deben ser corregidas son los precios subsidiados al combustible, la electricidad y la canasta básica, así como solucionar el déficit presupuestario.

Bueno, parece que el Ministerio no reconoce lo que describe Silvio, que el «núcleo principal del descontento es por el bienestar dañado»

El día 21 del mes de diciembre, se publicó una carta «de una cubana» (https://marx21.net/2023/12/23/rechazar-recortes-gobierno-cubano/ ) sobre las medidas que va a instalar el gobierno cubano:

«Milei machacando, pero acá en Cuba no nos quedamos atrás. También se aplican medidas que van a apretar más el bolsillo y a elevar la carga mental del cubano medio.

Éstas son la subida del precio del agua, del gas, del trasporte público y si se tiene alto consumo de electricidad en el sector residencial entonces también. Esto último en verano se traducirá en cobros altísimos por el uso de ventiladores y la permanencia en casa de más personas.

Va a subir el combustible así que los autos particulares, que ya cobran altísimos precios por carrera, van a cobrar más. Y eso puede afectar también a la ya muy compleja situación del transporte urbano. No quiero pensar a dónde va a escalar el precio del transporte interprovincial.

Se va a aumentar el arancel a productos terminados que se pueden fabricar en Cuba y que la gente importa. Esto tiene aparejado una reducción de arancel en un 50% a la importación de materia prima. Es para favorecer la producción nacional y que la gente no compre productos terminados, sino la materia prima y así los elabore.

Tomando en cuenta que nadie está elaborando nada y que los importadores mayoritarios de productos básicos en estos momentos son los privados, estos productos, cuyo precio ya está infladísimo, se van a poner estratosféricos.

Van a subir salarios al MINED [Ministerio de Educación] y al MINSAP [Ministerio de Salud Pública] por concepto de guardias médicas y carga docente. Pero tomando en cuenta el éxodo de profesionales en salud y educación, eso implica que lo que se intenta no es frenar el éxodo sino (mal) pagar la sobrecarga a la que están sometidos los que quedan…

El año 2024 pinta bien feo para Cuba.»

(1) Este articulo no necesariamente refleja la línea editorial de la Revista DeFrente sobre la situación en Cuba. Es decir, su contenido es responsabilidad de Miguel Silva.

Se publicará luego un artículo que analiza el «socialismo real» en Cuba y su dinámica económica y social.

Comparte tu opinión o comentario