TOP

«Netanyahu prefiere una guerra rápida en la que puedan arrastrar a EEUU» Por: Fadi Quran

«Netanyahu y el gobierno de Israel prefieren una guerra rápida, caliente y urgente en la que puedan arrastrar a Estados Unidos. Los iraníes prefieren una guerra de desgaste más larga que desangre a Israel de su capacidad de disuasión y lo convierta en un aliado para los árabes y Estados Unidos demasiado costoso de tener.»

Por: Fadi Quran

Sobre el ataque de Irán:

En Stanford, asistí a una clase magistral sobre estrategia militar dirigida por una persona con décadas de experiencia, incluido el servicio en los más altos niveles del ejército y el gobierno.

Una de sus lecciones que siempre recuerdo fue la siguiente:

Nos preguntó:

«Supongamos que Estados Unidos decide atacar Irak con un nuevo avión furtivo que no había utilizado antes y que evade todos los radares. El ataque fue un éxito. ¿Fue estratégico?».

Muchos en la clase levantaron la mano para decir «sí, logró su objetivo». Pero el profesor dijo: «Puede que no».

¿Por qué?

«Porque ahora tus adversarios conocen tus capacidades y es cuestión de tiempo que encuentren formas de eludirlas. Si este ataque se pudiera hacer con armas convencionales, es mejor guardar tus mejores armas hasta que las necesites. Usarlas crea una desventaja».

Mi análisis es que la escala del ataque iraní, la diversidad de lugares a los que apuntó y las armas que utilizó, obligaron a Israel a descubrir la mayoría de las tecnologías antimisiles que EE.UU. y él tienen en toda la región.

Los iraníes no utilizaron armas que Israel no supiera que tenía, simplemente utilizaron muchas de ellas. Pero es probable que los iraníes tengan ahora casi un mapa completo de cómo es el sistema de defensa antimisiles de Israel, así como de los lugares de Jordania y el Golfo donde Estados Unidos tiene instalaciones. También sabe cuánto se tarda en prepararlas, cómo responde la sociedad israelí… etc.

Esto supone un enorme coste estratégico para Israel, mientras que los regímenes árabes están siendo criticados por sus pueblos, en particular la monarquía jordana, por no hacer nada para proteger a los gazatíes y, en cambio, hacer todo lo posible para proteger a Israel.

Y lo que es más importante, Irán puede ahora aplicar ingeniería inversa a toda la información obtenida de este ataque para hacer creíble otro mucho más mortífero. Mientras que Estados Unidos e Israel tendrán que rediseñar su modelo actual, que ha quedado en entredicho. Por tanto, su éxito a la hora de detener este ataque coreografiado sigue siendo muy costoso.

Además, con la amenaza de una guerra regional que ni EE.UU. ni los regímenes árabes quieren sentir más cerca, es probable que su presión sobre Israel para que retroceda aumente, haciendo más factible un alto el fuego.

Cualquiera que asuma que esto es sólo teatro está pasando por alto el contexto de cómo los militares evalúan la estrategia frente a la táctica. El teatro es un factor importante, pero reunir información sobre la postura del «enemigo» es más valioso, especialmente si se cree que se está en una larga guerra de desgaste.

Netanyahu y el gobierno de Israel prefieren una guerra rápida, caliente y urgente en la que puedan arrastrar a Estados Unidos. Los iraníes prefieren una guerra de desgaste más larga que desangre a Israel de su capacidad de disuasión y lo convierta en un aliado para los árabes y Estados Unidos demasiado costoso de tener.

Por último, si eres una persona que odia la guerra, si quieres la paz, la mejor y única manera de conseguirla en la región es apoyar la lucha palestina por la libertad, la justicia y la dignidad.

No hay paz sostenible posible mientras los palestinos vivan bajo un sistema opresivo de apartheid.

Fuente

Comparte tu opinión o comentario