TOP

Movimiento Litio para Chile propone empresa estatal y postergación de acuerdo

DECLARACION PUBLICA DEL MOVIMIENTO LITIO PARA CHILE FRENTE AL MEMORADUM DE ENTENDIMIENTO ENTRE CORFO Y SQM

El Memorándum del 27/12/2023, consiste en un pre-acuerdo entre CODELCO y la empresa SQM para explotar conjuntamente los yacimientos de litio que se encuentran en el Salar de Atacama, los más valiosos del planeta. Mediante este acuerdo, CODELCO formaría una empresa en conjunto con SQM. Esta última tendría un 49,9% de la propiedad y CODELCO un 50,1% para el período 2030-2060. Las conversaciones se vienen desarrollando desde abril de 2023 en el secretismo, desconociendo que se está discutiendo la soberanía sobre nuestros recursos naturales. Se repite una situación parecida que condujo a la firma de varios Tratados de Libre Comercio. Incluso, las partes se comprometieron a negociar con exclusividad hasta el término de este Acuerdo. Creemos que este acuerdo adolece de graves problemas.

1) La empresa SQM no es una empresa confiable para una alianza con el Estado. SQM, ha comprado políticos, ha realizado maniobras fraudulentas en la Bolsa, ha emitido facturas falsas, tiene un juicio pendiente por impuestos, ha burlado la legislación ambiental y continúa ejerciendo prácticas antisindicales. Tampoco hay un estudio técnico de respaldo para colocar al año 2060 como fecha de término al contrato; ya se ha demostrado lo pernicioso que fue otorgar largos plazos para concesiones de peajes. Además, esta “alianza” complota contra la eficiencia de la empresa mixta, debido a que podría acarrear un choque permanente entre dueños poderosos, con objetivos y con prácticas distintas.

2) Se elige a SQM en un trato directo sin licitación. Sin embargo, se viola el espíritu del sistema de Compras del Estado que obliga a una licitación cuando las compras son importantes. Acá se están entregando beneficios por treinta años, de millones de toneladas del metal más valioso de las próximas décadas. Si CODELCO, necesitara un socio, lo mínimo, sería llamar a una licitación transparente. En una licitación se puede evaluar el aporte financiero del postulante, experticia técnica, redes de comercialización, encadenamientos productivos hacia la electro-movilidad, calidad del gobierno corporativo del asociado, antecedentes legales, etc.

3) Podría haberse celebrado que la filial de CODELCO, entre en sociedad con SQM, a partir del año 2025, antes del 2030. En realidad, SQM ofrece a CODELCO, participar de las ganancias de una cuota de producción que no existe. Como SQM ya agotó parte de la cuota que tenía, se condiciona CODELCO, conseguir una cuota adicional de otras 300.000 toneladas para el período 2025-2030 (punto 1.8 del Memorándum). Ello tiene un costo ambiental; el Salar de Atacama no es un yacimiento, es parte de una cuenca en peligro que ha sido sobre-explotada por SQM y otras empresas mineras de gran tamaño. Asimismo, el aumento de las tasas de extracción, arriesga paralizar la Estrategia Nacional del Litio, porque los estudios ambientales y la consulta indígena que podría requerirse, quizás se prolonguen hasta el fin de este gobierno.

4) Se ha argumentado que un trato directo con SQM asegura la continuidad de la producción. Creemos que ello es rebatible. SQM tiene incentivo propio para vender hasta la última tonelada de litio con los elevados precios que se pagan por el litio. Si SQM discontinúa su producción, será porque SQM agotó anticipadamente la cuota que se le asignó para el período 2017-2030, atraída por los altos precios. El Estado, nada perdería, simplemente adelantaría los tributos que dejaría de recibir los últimos años de la cuota de extracción. Respecto a la continuidad de las inversiones, CODELCO puede negociar con SQM una transición ordenada que favorezca a ambas empresas, aún quedan varios años antes del 2030. Aceptar un “chantaje de inversiones”, obligaría al Estado a tomar otro tipo de medidas que podrían perjudicar a los dueños de SQM pero que beneficiarían al país y a los trabajadores de SQM; se repetiría una de las causas que provocó la nacionalización del cobre.

5) También se ha argumentado que CODELCO no tiene los conocimientos técnicos para producir litio. Estamos frente al mismo argumento con el cual se intentó impedir la nacionalización del cobre, que fue ampliamente beneficiosa para el país; las autoridades de CODELCO y sus sindicatos deberían ser los primeros en recordarlo. Se omite que, una empresa estatal del litio, puede emplear los conocimientos y la experiencia de los profesionales y trabajadores de SQM, quienes serían absorbidos por la empresa estatal. Además, el clima laboral y los bajos salarios de SQM, incentivan a estos trabajadores a cambiarse de empresa. Igualmente, se puede recurrir a profesionales y a investigadores externos y a la asesoría de firmas especializadas. La tecnología de producción tampoco es secreta, es conocida en el medio universitario, donde hay mucha investigación científica. Además, CODELCO tiene hasta el año 2030 para prepararse. De la misma forma, hay redes de colaboración con los países del “triángulo del litio sudamericano” a nivel de investigación científica.

6) Se ha defendido, que, mediante este acuerdo, el Estado no desembolsaría dinero, gracias a que las plantas de producción de SQM pasarían a la empresa mixta. Craso error, por no desembolsar dinero, una empresa totalmente estatal, podría estar sacrificando casi la mitad de sus ganancias por los próximos treinta años. Tampoco nada se ha informado de algún consenso sobre valor económico de las reservas del Estado, para compararlas con el valor de las plantas de producción de SQM. Hay que tomar en cuenta que, el valor económico de estas plantas, es muy inferior al 49% de 30 años de explotación comercial del litio. De hecho, las actuales plantas de SQM, valen en la medida que se prolonguen las concesiones de SQM; en caso que no se prolonguen, habría que restar los costos de desarmar la maquinaria y equipo, de traslado. Por otro lado, en el peor de los casos, si el Estado tuviera que instalar nuevas plantas, su costo es despreciable en comparación a las ganancias del Estado mediante la explotación del Litio.

7) También es parte del Memorándum, que SQM traspase a CODELCO, las pertenencias que tiene en el Salar de Maricunga. Pertenencias de poca importancia económica respecto al Salar de Atacama. Pero aquí hay otro problema. En Maricunga y el resto de los salares, hay muy poco estudio sobre los daños ambientales que podría provocar la explotación del litio que aún no ha comenzado. Aparece en la Estrategia Nacional del Litio, un compromiso de reservar un 30% de los salares, pero sin ningún estudio científico de respaldo. Tampoco hay estudios que indiquen que, en el largo plazo, pueden ser mayores los beneficios económicos y ambientales del eco-turismo y la biotecnología que la explotación del litio.

En conclusión, proponemos:

1) Postergar el acuerdo definitivo que pretenden firmar CODELCO y SQM el primer trimestre de 2024 para que se evalúen otras alternativas, tales como; empresa totalmente estatal, empresa mixta con licitación. En la licitación, los postulantes, deben ofrecer agregar valor a la materia exporta que se exporta.
2) Examinar si jurídicamente, el Estado puede incorporar a una licitación, a una empresa con la cual tiene y ha tenido problemas judiciales.
3) Desahuciar el aumento de la cuota de extracción en el Salar de Atacama hasta que no haya estudios técnicos ambientales que la fundamenten.
4) Comprometer la puesta en marcha del Instituto de Litio y Salares para el primer semestre de 2024.
5) Garantizar a los trabajadores de SQM que el Estado se compromete a traspasarlos a la empresa que inicie la explotación de las pertenencias que actualmente arrienda SQM.

Equipo editorial Revista De Frente

Comentarios (2)

  • José Izquierdi A

    Completamente de acuerdo.
    SQM tuvo 44 años sin ninguna competencia

    reply
  • José Izquierdi A

    Completamente de acuerdo.SQM tuvo el privilegio de tener 44 años sin ninguna competencia.

    reply

Comparte tu opinión o comentario