Mapuche Elisa Loncón es elegida presidenta de la Convención Constitucional: «Nuestra solidaridad por el sufrimiento de los pueblos originarios de Canadá» Por Claudia Aranda

Por Claudia Aranda

La profesora mapuche, junto a la autoridad espiritual ancestral, machi Francisca Linconao, subieron a la testera, donde la flamante presidenta de la Convención Constitucional que redactará una nueva carta magna para Chile, la primera verdaderamente democrática y ampliamente participativa en toda la historia republicana del país, y, ahí frente a todos, incluyendo a personeros de la elite política del oficialismo que desde siempre las trataron de delincuentes o parias y seres humanos de segunda o tercera categoría, se dirigió no sólo a los Convencionales, sino a todo el país y más allá, con palabras plenas de emoción que han derrumbado cada uno de los paradigmas de este sistema neo colonialista y neoliberal, egoísta e inhumano, para dar paso a establecer un marco absolutamente distinto que habla de igualdad, de respeto, de sustentabilidad, de libertad, de reconocimiento, de justicia y de verdad, entre tantos otros principios sobre los que la esperanza colectiva sueña construir un nuevo Chile.

Pero no sólo es un sueño que termina en nuestras fronteras, porque, como dijo la autoridad Mapuche, son un pueblo originario solidario, y es así como sus palabras solidarizaron con los pueblos originarios de Canadá frente al horror que han enfrentado con esta verdad de colonialismo y muerte que tiene al mundo estupefacto mientras se cuentan por miles los cadáveres de los niños indígenas asesinados y abusados en ese país y mientras las iglesias arden en llamas.

Elisa Loncón Antileo de 58 años fue elegida en uno de los siete escaños mapuche en las elecciones mayo con 11.714 votos, dentro del distrito indígena de las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, O’Higgins y el Maule. Ella es firme partidaria de la restitución de tierras a mapuche y sobre la violencia en La Araucanía, ha dicho que “la violencia estatal contra los mapuche es más profunda”. Es académica de la Facultad de Humanidades del Departamento de Educación de la Universidad de Santiago y profesora externa de la Facultad de Letras de la Universidad Católica de Chile. Se tituló como profesora de inglés de la Universidad de La Frontera, con cursos de postítulo en el Instituto de Estudios Sociales de la Haya (Holanda) y en la Universidad de Regina (Canadá). Posee un Magíster en Lingüística de la Universidad Autónoma Metropolitana, Iztapalapa UAM-I (México), un PhD en Humanidades de la Universidad de Leiden (Holanda) y un Doctorado en Literatura por la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En un hecho cargado de simbolismo y trascendencia, Elisa Loncón, Presidenta de la Convención Constitucional de Chile ha comenzado su primer discurso al país y a frente a sus colegas convencionales, en Mapuzungún, su lengua originaria:

Feley mari mari pu lamngen, mari mari kom pu che….
Un saludo grande al pueblo de Chile, desde el norte hasta la Patagonia, desde lafkén, el mar, hasta la cordillera, en las islas, a todo el pueblo de Chile que nos está escuchando. Aquí estamos lamngen, aquí estamos. Agradecerles el apoyo a las diferentes coaliciones que entregaron su confianza y depositaron sus sueños en el llamado que hiciera la Nación Mapuche para votar por una persona mapuche, mujer, para cambiar la historia de este país. Nosotros lamngen, felices por esta fuerza que nos dan, esta fuerza es para todo el pueblo de Chile, para todos los sectores, para todas las regiones, para todos los pueblos y las naciones originarias que nos acompañan.
Para todo lamngen y organizaciones, este saludo y agradecimiento es también para la diversidad sexual. Este saludo es para las mujeres que caminaron en contra de todo sistema de dominación, agradecerles que esta vez estamos instalando aquí una manera de ser plural, una manera de ser democráticos, una manera de ser participativos. Por eso esta convención que hoy día me toca presidir, transformará a Chile en un Chile plurinacional, en un Chile intercultural, en un Chile que no atente contra los derechos de las mujeres, en los derechos de las cuidadoras, en un Chile que cuide la madre tierra, en un Chile que también limpie las aguas, contra toda dominación, lamngen.
Por eso, hermanos, todos los que están escuchando, un saludo especial a los lamngen mapuche del Wallmapu. Este sueño es un sueño de nuestros antepasados, este sueño se hace realidad. Es posible, hermanos y hermanas, compañeras y compañeros, refundar este Chile, establecer una nueva relación, entre el pueblo Mapuche, las naciones originarias, y todas las naciones que conforman este país. En ese contexto, pu lamngen esta es la primera muestra de que esta Convención va a ser participativa, que en esta convención elegida, nosotros como pueblos originarios, establecimos que iba a ser una dirección rotativa, una dirección colectiva, que de espacio a todos los sectores que están representados aquí. Todos, juntos lamngen, vamos a refundar este Chile.
Tenemos que ampliar la democracia, tenemos que ampliar la participación, tenemos que convocar hasta el último rincón de Chile, que vea este proceso, que sea un proceso transparente, que nos puedan ver hasta en el último rincón de nuestro pueblo, y en nuestras lenguas originarias que han estado postergadas durante todo lo que ha sido el Estado Nación Chilena.

Por los derechos de nuestras naciones originarias, por los derechos de las regiones, por los derechos a la madre tierra, por los derechos al agua, por los derechos de las mujeres, por los derechos de los niños. Quiero expresar también mi solidaridad con los otros pueblos que sufren. Hemos escuchado por la información de la televisión, lo que ha ocurrido con los niños indígenas de Canadá. Es vergonzoso cómo el colonialismo ha atentado y ha atacado el futuro de las naciones originarias. Nosotros somos pueblo solidario, por eso, hermana y hermano, nos hemos jugado.
Quiero agradecer fundamentalmente aquí, a la autoridad originaria del pueblo Mapuche, a la machi Francisca Linconao, su apoyo. Junto con ese agradecimiento, yo también tengo una madre, una madre que me está mirando en mi comunidad de Lefeluan. Una madre que también hizo que esta hija hoy día pudiera estar acá. Agradecimiento a todas las madres que también luchan por el futuro de sus hijos, pu lamngen. Finalmente, mandarle un saludo a los niños que nos están escuchando.
Que se funde un nuevo Chile, plural, plurilingüe, con todas las culturas, con todos los pueblos, con las mujeres, con los territorios. Ese es nuestro sueño para escribir una nueva Constitución.

Mañun pu lamngen, MARRICHIWEW, MARRICHIWEW, MARRICHIWEW!

*
(Lamngen: hermano/hermana
Mari mari: es un saludo
MARRICHIWEW: cien veces venceremos!)

Músico, abogado y defrentista. Vive en Peñalolén, Santiago.

Comentarios (1)

  • Jaime

    “A pesar de la fuerte represión en las calles, con heridos y una compañera con trauma ocular se ha dado inicio a la Convención Constitucional. Una vez más triunfa la institucionalidad burguesa… Atrás quedaron las peticiones de lxs constitucionales “del pueblo”: su primer comunicado que pedía libertad a Presos Políticos Mapuche y presos de la revuelta no funcionó. Luego, bajaron la petición y pidieron aprobar la ley de indulto (que deja fuera a la mayoría de lxs prisionerxs políticxs, incluso de la revuelta) tampoco sirvió y hoy, que pensamos lo lograrían, era sacar a las FFEE de las calles y tampoco lo lograron. Después de escuchar a varixs Constitucionalistas electos vociferar que “no habría nueva constitución con presos políticos”, se inicia definitivamente esta Convención Constitucional”
    (Asambleas Apal, 4 julio)

    reply

Respóndele a Jaime cancel reply