TOP

Luis Alberto García-Huidobro descarta participación en ataque incendiario en Carahue

«A los amigos y conocidos con quienes pueda haber tenido contacto en octubre de 2021, les pido encarecidamente si pudieran revisar sus teléfonos, por si acaso hubiera una comunicación que me pudiera ayudar a demostrar dónde estaba yo ese día, 25 de octubre de 2021, o qué estaba haciendo, ya que mi teléfono y computador fueron incautados.»

Por: RDF

Luis Alberto García-Huidobro Andrews (45),  fue detenido y dejado en prisión preventiva en el marco de la investigación por el ataque incendiario al fundo Casablanca en la comuna de Carahue, Región de La Araucanía en 2021. En ese contexto, el exjesuita reapareció en el ojo público tras casi una década.

Como señala  La Tercera, se inició en el noviciado jesuita en el año 2000 y a raíz de su labor religiosa llegó a la Pastoral Mapuche en Santiago. Desde ahí, su interés por esta causa no frenó. Se trasladó a la zona de Tirúa, en la Región del Biobío y durante los años siguientes inició una fuerte presencia en medios de comunicación dando su opinión y apoyo a las causas de reivindicación Mapuche. En diciembre de 2013 fue detenido por primera vez en Angol, en medio de una protesta por el juicio del comunero mapuche Daniel Melinao, imputado como supuesto coautor del homicidio de un funcionario de Carabineros.

En 2014 su carrera religiosa daría un giro: anunció que abandonaría la congregación jesuita. “Me siento dando un paso adelante para seguir caminando. Como dicen las reglas de la Compañía: aquel que constantemente sienta objeción de conciencia con lo que se le manda, tal vez debe buscar otro lugar donde servir al Señor”, anunció García-Huidobro en su cuenta de Twitter en ese entonces.

A los pocos meses fue conocida una nueva detención del exseminarista. En mayo de 2014, fue encontrado manejando contra el tránsito en la zona de Tirúa, al revisar su camioneta, carabineros se percató de que portaba un arma de fuego, delito que le costó la condena de libertad vigilada.

A continuación les compartimos el comunicado de Luis García Huidobro.

A mis familiares, amigos, ex alumnos, conocidos:

Les escribo para decirles que no tengo ninguna relación con el atentado en que se me acusa, en la comuna de Carahue. Nunca he estado en tal «Fundo Casa Blanca», ni sé en dónde está ubicado dentro de esa comuna, ni sé nada sobre sus propietarios ni de sus trabajadores, más de lo poco que se dijo en la audiencia.

No pertenezco ni he pertenecido en el pasado a la organización WAM, la cual habría realizado este atentado según lo dicho en audiencia, ni me siento identificado con sus planteamientos ideológicos y acciones.

No puedo juzgar a la persona que me acusa, y cuyo único testimonio me tiene aquí, pues no sé nada de ella. No sé si fue inducida por la policía, si estará mintiendo deliberadamente, o si acaso está en un error del cual ella misma esté honestamente convencida.

Confío en que al llegar el juicio pueda desecharse esta falsa o errónea acusación, y yo pueda volver con mi esposa e hijos, de quienes he sido injustamente separado.

A los amigos y conocidos con quienes pueda haber tenido contacto en octubre de 2021, les pido encarecidamente si pudieran revisar sus teléfonos, por si acaso hubiera una comunicación que me pudiera ayudar a demostrar dónde estaba yo ese día, 25 de octubre de 2021, o qué estaba haciendo, ya que mi teléfono y computador fueron incautados.

Actualmente estoy recluido en la cárcel de Valdivia, muy lejos de mi esposa e hijos, y hoy viernes 5 de abril recién pude ser visitado por ella, con quién les envío esta carta.

Muchas gracias a todos quienes han tenido muestras de aprecio y solidaridad con mi esposa e hijos en estos días, les estamos muy agradecidos.

Luis García-Huidobro.

Equipo editorial Revista De Frente

Comparte tu opinión o comentario