TOP

Los trabajadores de Francia se han organizado para derrotar a Macron

Los líderes sindicales han tardado en intensificar la acción a medida que crece la crisis política, pero los trabajadores de base se han reunido para organizarse.

Audio y video grabados por Claudio Pulgar del Partido Igualdad en Paris, enviado Jueves 23….

 

Jueves 23 Marzo:

Según los sindicatos, hubo 250.000 manifestantes en Marsella, 110.000 en Burdeos, 55.000 en Lyon, 50.000 en Clermont-Ferrand, 24.000 en Tarbes, 24.000 en Bayona, 15.000 en Puy-en-Velay.

En muchos lugares se registraron cifras sin precedentes en las calles. En Toulon, los sindicatos declaran 30.000, en Bayona 24.000, Avignon 30.000, Agen 6.000 y Niza 40.000. Todas estas cifras son récords de participación.

Siguen las huelgas indefinidas en cuatro de las siete grandes refinerías, y los trabajadores de los basureros de París y otras ciudades están en huelga. Enormes pilas de basura asfixian algunas zonas de la capital. Desde la fila de trabajadores de los basureros y el alcantarillado en la manifestación de París, Christophe afirma: «Hay montañas de residuos. La gente se da cuenta de que existimos cuando no estamos.»

Desde primera hora de la mañana del jueves, las operaciones «ciudad muerta», activistas se tomaran las rotondas y cruces de carreteras para cerrar zonas al tráfico. Entre otras ciudades, Lille, Lyon, Chambery, Lorient y Toulouse.

En la refinería de Fos-Sur-Mer, en el sur de Francia, los trabajadores se enfrentaron el miércoles a la policía antidisturbios (CRS) y les hicieron retroceder, al menos por un rato. Hugo declaró que: «Fue magnífico. Como sindicalistas pedimos a la gente que viniera a nuestro piquete y llegaron varios centenares. Hicimos retroceder a los CRS porque éramos muchos más que ellos.
«Luego los CRS contraatacaron con muchos gases lacrimógenos y bastones. Nos echaron de un puente que habíamos ocupado, pero la huelga sigue. Después nos sentimos más seguros, sabemos que podemos mantenernos firmes y recibir apoyo de los demás».

La semana pasada, el presidente francés, Emmanuel Macron, logró que el Parlamento aprobara su ataque a las pensiones sin someterlo a votación. No contaba con los votos de suficientes diputados para garantizar su aprobación en el equivalente del Congreso. Y hoy día, miércoles, repitió en la televisión nacional que está convencido que tiene la razón.

Este atropello a la democracia, amparándose en el artículo 49.3 de la Constitución francesa, desencadenó una oleada masiva de resistencia. Pero también supuso un reto para la organización de los trabajadores. Aunque los dirigentes máximos sindicales no llamaron a las huelgas inmediatas, activistas de base pasaron a la acción.

Los ejemplos que siguen son sólo una muestra de un proceso que implica que un gran número de trabajadores se organicen desde la base. En algunos lugares, los representantes sindicales locales y regionales les dan aliento. En otros, son nuevos activistas los que han surgido.

Al conocer las noticias sobre las pensiones, los huelguistas del turno de noche de la refinería Normandía, en huelga desde el 7 de marzo, votaron a favor del cierre total. Es la mayor refinería de Francia. «Fue una votación bastante peleada, porque los trabajadores no quieren sentir que son los únicos que van a tomar acción», dijo Raphael.

«Discutimos lo que es posible y lo que marcó la diferencia en la votación fue que lo que hizo Macrón fue una bofetada en la boca, un verdadero desprecio por la gente en Francia. Si se tratara de las puras pensiones ya sería bastante malo, pero ahora es mucho mayor. La gente siente que tenemos esta oportunidad de enfrentarnos a los de arriba, a los que no viven como nosotros»

«En una Asamblea, hay quien habla de los detalles y quienes discuten los grandes temas. Ambas cosas son  importantes. Observo las caras de la gente. Necesitan sentir que formar parte de una clase, y también necesitan saber cómo van a pagar las compra de la semana».

En la refinería Petroineos de Lavera, cerca de Marsella, el representante sindical de la central CGT, Sébastien Varagnol, declaró: «Se han interrumpido los envíos de combustible, y nos estamos preparando para el cierre total de la instalación a partir de tarde del lunes.»

Por su parte, asamble, en París, Lyon y Toulouse, asambleas masivas de trabajadores ferroviarios votaron el viernes huelgas indefinidas.

Mientras la huelga de los trabajadores de la basura de París continuaba el pasado fin de semana, los de Nantes también se reunieron y decidieron que el 49.3 era la gota que colmaba el vaso y que su huelga continuaría esta semana. En Saint-Brieuc, los trabajadores de la basura votaron casi unánimemente ir a la huelga durante toda esta semana.

Aunque la Coordinadora Nacional de Sindicatos de la Enseñanza sólo ha llamado a la huelga «en la medida de lo posible», algunos sindicatos se han sentido presionado desde abajo a convocar acciones durante los exámenes importantes de esta semana.

Ahora muchos más trabajadores se reunían para decidir su respuesta a los resultados de las votaciones sobre las mociones de censura contra el Gobierno de Macron. Millones de trabajadores en toda Francia estaban listos para unirse a la convocatoria oficial de huelgas el jueves de esta semana. Pero muchos también estaban presionando por huelgas totales e indefinidas.

Cómo luchan los trabajadores de la energía: habla Mylan, trabajador de la energía, Bouches-du-Rhone

«El pilar central de nuestro conflicto son las concentraciones masivas. Así es como mantenemos la acción, salen nuevas ideas de la gente y solucionamos los problemas financieros y laborales que tiene la gente.

No se puede llevar adelante una huelga como ésta sin reuniones. No basta con una circular de la central.

Es verdad cuando alguien dice que no puede seguir porque no hay dinero. Entonces organizamos colectas entre otros trabajadores. Nos dirigimos a los estudiantes y profesores para que nos consigan dinero para seguir luchando. Pero también hay que dejar de puro financiar lo que tenemos. Hay que crecer, y rápido.

De esto es de lo que hablamos. El martes de esta semana decidimos cual día sería de lo que llamamos «sobriedad energética»: cortes de electricidad selectivos.

Aprendemos de los demás. En Toulon, por ejemplo, los cortes afectaron a las bases militares, al municipio, a las grandes empresas. Lo discutimos entre los huelguistas, y no se trata solo de gente afiliada al sindicato, tiene que ir más allá.

Todos queremos golpear a la patronal y a la administración local, pero también demostrar que estamos al mando. Podemos decidir cómo se canaliza la electricidad. No nos limitamos a dejar a todo el mundo a oscuras, lo que afecta a gente como nosotros y puede afectar a un hospital.

Los trabajadores de las hidroeléctricas nos dicen que podrían derribar toda la red, y que saben cómo hacerlo. Pero eso no es lo que queremos, queremos controlar los cortes.»

Los estudiantes se solidarizan, dice Jade, estudiante en París

El fin de semana pasado hubo una gran reunión de coordinación estudiantil. Reunió a activistas de 31 universidades, no sólo de París, sino también de Caen, Lille, Ruán, Nantes y otras.

Decidimos pedir el apoyo total y unitario de la juventud a las manifestaciones, los bloqueos y las huelgas a partir del lunes de esta semana, y presionar para que haya huelgas en todas partes. El martes decidimos llegar a los trabajadores y celebrar asambleas de estudiantes.

Nunca he conocido un ambiente como el de ahora. La gente mayor me dice lo mismo. Es emocionante estar en la lucha. He estado en los piquetes de trabajadores de la basura en París. Hace mucha rabia contra la policía.

He hablado a los estudiantes y a los trabajadores, pero sé que sólo ellos pueden decidir qué hacer. La reunión de estudiantes del fin de semana pasado no era sólo sobre las pensiones.

También es sobre la violencia policial y la represión, el racismo, el sexismo y la sensación de que no tenemos futuro.

Cuando Macron hizo el movimiento antidemocrático del 49,3, presionó a la gente de salir a la calle

 

Este artículo esta basado en dos artículos en ingles, que fueron publicados el día martes 21 y jueves 23, en un diario en-linea de inglaterra:

https://socialistworker.co.uk/international/workers-in-france-have-organised-to-beat-macron/

https://socialistworker.co.uk/international/revolt-grows-as-french-strikes-defy-state-repression/

 

Fueron traducidos por Miguel Silva, con unos pequeños cambios. La foto es de Trabajadores de TotalEnergies y Esso ExxonMobil en una de las refinerías actualmente en huelga (Foto: Guillaume Horcajuelo)

 

Comparte tu opinión o comentario