TOP

«Las críticas de Ojeda a Guaidó y el anhelado asilo de los ex generales venezolanos» por Nicolás Romero

«Una revisión y análisis de X, la red social donde mantenía su activismo político, nos entrega claves para comprender sus posiciones y diferencias  con otros sectores de la oposición, en particular con Voluntad Popular, el sector encabezado por Leopoldo López y Juan Guaidó por el robo que realizaron de los dineros relacionados con la ayuda humanitaria y la gestión fraudulenta de empresas del Estado venezolano. Este antecedente evidencia las diferencias existentes entre los opositores venezolanos residentes en Chile de origen partidario y los de origen militar y podría constituir un antecedente relevante para orientar las diligencias indagatorias de la PDI…

A tan sólo tres días del secuestro, un supuesto ex oficial venezolano, afirmó en entrevista al medio NTN24 «que tuvo acceso a una alerta que le llegó desde Venezuela en la que se advierte que cuatro oficiales, radicados en Chile, son buscados por escuadrones vinculados al régimen de Maduro.» Al igual que el ex militar venezolano radicado en MIAMI y agente confeso de la CIA Iván Simonovis, afirmó recibir información directa desde infiltrados en los servicios secretos del Estado Venezolano, fuentes que apuntaban a que él y otros generales radicados en Chile estarían siendo perseguidos. ¿No serán estos militares de alto rango los principales interesados en acelerar un proceso de asilo y protección en Chile?, ¿Este asesinato y sus sucesivas especulaciones, no podría ser buscado por estos ex generales o sectores de la fragmentada oposición venezolana?. Sin duda son hipótesis que no han sido puestas sobre la mesa, pero que no habría que descartar. Más aún cuando el asesinato se realiza en Chile y las imágenes evidencian el actuar de personas de nacionalidad venezolana con aparente formación militar. En definitiva, el perfil crítico del ex Teniente Ojeda, sumado a la deriva de los ex generales, son pistas que ninguna investigación sería debería descartar.»

Por: Nicolás Romero

En nuestro país se ha presentado al asesinado ex teniente venezolano Ronald Ojeda, como preso político del «régimen de Maduro» e integrante de la oposición venezolana. Una revisión y análisis de X, la red social donde mantenía su activismo político, nos entrega claves para comprender sus posiciones y diferencias  con otros sectores de la oposición, en particular con Voluntad Popular, el sector encabezado por Leopoldo López y Juan Guaidó por el robo que realizaron de los dineros relacionados con la ayuda humanitaria y la gestión fraudulenta de empresas del Estado venezolano. Este antecedente evidencia las diferencias existentes entre los opositores venezolanos residentes en Chile de origen partidario y los de origen militar y podría constituir un antecedente relevante para orientar las diligencias indagatorias de la PDI. Más aún cuando ningún medio ha colocado atención en los según El Mostrador, más de 30 ex militares venezolanos residentes en Chile, a los que debemos sumar una cifra negra de ex militares que ingresaron por pasos irregulares, como lo señala la investigación de Canal 13 realizada a mediados del 2023, donde la PDI desbarató un polígono ilegal de tiros con instructores venezolanos. Hablamos de personas con formación militar, la mayoría involucrados o en hechos de sangre en su país o en intentos de golpe de Estado o magnicidios, algunas de bajo rango (como Ojeda) descontentos con el trato recibido por Guaidó y sus aliados.

A tan sólo tres días del secuestro, un supuesto ex oficial venezolano, afirmó en entrevista al medio NTN24 «que tuvo acceso a una alerta que le llegó desde Venezuela en la que se advierte que cuatro oficiales, radicados en Chile, son buscados por escuadrones vinculados al régimen de Maduro.» Al igual que el ex militar venezolano radicado en MIAMI y agente confeso de la CIA Iván Simonovis, afirmó recibir información directa desde infiltrados en los servicios secretos del Estado Venezolano, fuentes que apuntaban a que él y otros generales radicados en Chile estarían siendo perseguidos. ¿No serán estos militares de alto rango los principales interesados en acelerar un proceso de asilo y protección en Chile?, ¿Este asesinato y sus sucesivas especulaciones, no podría ser buscado por estos ex generales o sectores de la fragmentada oposición venezolana?. Sin duda son hipótesis que no han sido puestas sobre la mesa, pero que no habría que descartar. Más aún cuando el asesinato se realiza en Chile y las imágenes evidencian el actuar de personas de nacionalidad venezolana con aparente formación militar. En definitiva, el perfil crítico del ex Teniente Ojeda, sumado a la deriva de los ex generales, son pistas que ninguna investigación sería debería descartar.

 

Antecedentes

Para comprender la trama debemos remontarnos a Enero de 2019, cuando se comienza a desplegar una nueva etapa en la estrategia de desestabilización y acoso al proceso que se desarrollaba en Venezuela. Someramente, luego del fallecimiento de Hugo Chávez, se intensifican los ataques económicos y militares al proceso encabezado por Nicolás Maduro, entre 2014 y 2016 se desarrollan las denominadas Guarimbas, estos es, enfrentamientos callejeros desarrollados principalmente en comunas del barrio alto de Caracas donde la oposición ejercía cierto control territorial y donde, bandas armadas atacaron a la policía y a todo quien fuera acusado de chavista, como fue el caso de Orlando Figuera.

Entrado el 2018, ya habían sido detenidos representantes de la oposición por instigar una desatada violencia en las calles, el más emblemático y padrino político de Guaidó, Leopoldo López, también existían militares detenidos (entre ellos el teniente Ronald Ojeda) por haber participado en intentos de levantamiento y asesinato del presidente Nicolás Maduro). A esa altura, ya era evidente que la guerrilla urbana no había logrado su objetivo.

Cúcuta, 2019

En Enero de 2019 el mundo se sorprendió con el desarrollo de una operación de desestabilización que tomo ribetes nunca antes observados. Juan Guaidó, quien era un simple diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela se arrogó con complicidad de sectores de la oposición el cargo de presidente auto designado, obteniendo el «reconocimiento» de EEUU, importantes sectores de la Unión Europea y de países de la región en ese momento gobernados por la derecha.

Conocida es el viaje del entonces presidente de Chile, Sebastián Piñera a Cúcuta Colombia en Febrero del mismo año, quien junto al también en ese entonces presidente de Colombia y delfín del narco político Uribe, Iván Duque, lideraron junto a Juan Guaidó paralelamente un concierto y un intento de agresión militar de baja monta en las fronteras de Venezuela, bajo pretexto de ingresar ayuda humanitaria a dicho país.

«Artistas» por el Golpe realizaron concierto en Colombia a favor de intervención «humanitaria» de EEUU

En esa misma cita, Duque de Colombia confirma la colaboración del gobierno de Chile en relación a los militares desertores que solicitaban asilo político. Al respecto señaló:

“Quiero destacar lo que usted nos ha manifestado, de contribuir a recibir migrantes de las Fuerzas Militares que han cedido ya cualquier lealtad a la dictadura y que le han jurado lealtad al presidente (Juan) Guaidó”, dijo el mandatario colombiano dirigiéndose a su homólogo chileno, Sebastián Piñera, durante una rueda de prensa conjunta desde Santiago.

Según datos de la Cancillería colombiana, al 17 de marzo un total de 1.653 personas (1.146 de la fuerza pública venezolana y 507 familiares), se han presentado para solicitar refugio.

El mandatario chileno afirmó, por su parte, que se “acabó el tiempo de las posiciones ambiguas y débiles” en Venezuela y que “llegó el tiempo de hablar fuerte y claro” sobre la situación en este país, que “necesita, tanto como el aire que necesitamos, recuperar su libertad”.

Líos de plata

Parte de la operación que comienza en 2019, apuntaba a desfalcar activos del Estado venezolano, para así debilitar económicamente al gobierno y forzar su caída. Así tanto en EEUU (activos PDVSA), Europa, Inglaterra y otros lugares, se procedió al embargo o derechamente robo de activos venezolanos. Esto se sumó al saqueó que el sector de Juan Guaidó vinculado a Voluntad Popular, venía realizando desde 2015 sobre los fondos que EEUU entregaba a la oposición a Maduro a través de diversas fundaciones.

Al respecto Fania Rodríguez señalaba:

«El gobierno de los Estados Unidos envió $656 millones a Venezuela entre los años 2017 y 2019, destinados a ayuda humanitaria, según documentos oficiales de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) en ingles). Pero no se sabe cómo las ONGs que recibieron estos recursos los aplicaron en la práctica.

Luego de algunos informes de corrupción hechos por la prensa, la Asamblea Nacional de Venezuela creó una comisión para investigar lo sucedido. Se sospecha que ONGs dirigidas por activistas políticos cercanos a Juan Guaidó reciban fondos donados para ayuda humanitaria e invierten en actividades políticas, capacitación de jóvenes líderes, eventos, campañas públicas contra el gobierno, financiamiento de medios opositores, cursos para periodistas y otras actividades que escapan a la función de la asistencia humanitaria.»

«Así funciona el millonario negocio de la ayuda humanitaria de Venezuela». Por Fania Rodrigues

Ya desde el año 2020, la opción Guaidó había fracasado rotundamente, no logró derrotar a Maduro, generó expectativas en los sectores desertores de las FFAA y de orden que no logró cumplir (encabezar una rebelión en el ejército) y se vio envuelto en diversos casos de corrupción que hoy los tiene completamente aislados al interior de la casi inexistente oposición venezolana.

La crítica del ex Teniente Ronald Ojeda a Juan Guaidó

«Abra los ojos felipekastel q está a su lado. No es más que uno de mus tarifados. «Líderes»; cuando usted ve q los líderes llegan de incógnito a un país de visita. Están los q viven para la política. Y los q viven de la política. «Arriesga su vida»; lo dudo. No se deje engañar». Así titulaba Ojeda el 30 de Mayo una publicación en la red X, los dardos apuntaban a Freddy Guevara, ex diputado de Voluntad Popular (el partido de Guaidó), a quien llamó «uno de sus tarifados».

Una revisión de los posteos de Ojeda en la red X permite concluir:

1.-Que desde mediados del 2023 estuvo en una campaña activa de denuncia en contra de los diálogos entre el gobierno de Venezuela y sectores de la oposición, encaminados a desarrollar elecciones presidenciales durante el 2024. Es más, Ojeda realizó una performance denunciando este hecho en las inmediaciones del Palacio de La Moneda.

2.-Mantiene un perfil crítico principalmente en contra de Juan Guaidó y Voluntad Popular, a quienes acusa no sólo de haber fracasado en su misión, abandonado a los «militares patriotas», sino también de haberse enriquecido con los dineros que debían ser destinados a la ayuda humanitaria.  El 1 de Enero del 2023 señaló: «Un mayor resultado, pero en contra.
@jguaido. Esa fuerza que te colocó allí, es la misma que te está volviendo mierda. No tuviste las capacidades, eso es todo.
Una «muchacha» dirán los q quieren justifican un fracaso en pro de un billetico.»

El 28 de marzo del 2023, cuestionó a Leopoldo López por relativizar la efectividad de las sanciones económicas en contra del gobierno de Venezuela. Al respecto señaló: «Para muchos ciudadanos qué aún en estos momentos piensan que de aquí puede salir una solución al problema de nuestro país…Con total conocimiento de causa: <NO PIERDAN EL TIEMPO EN FALSAS ESPERANZAS>»

 

 

Te podría interesar:

Teniente Ojeda// «La cobertura de los medios chilenos a Simonovis que entorpeció actuar de la PDI»

A 3 años de la proclamación del «gobierno encargado» de Juan Guaidó y la operación de Cúcuta. Un resumen y notas sobre su trayectoria hasta hoy

 

 

 

 

Comparte tu opinión o comentario