La Importancia de la Acusación Constitucional contra el Ministro Raúl Figueroa.

Este texto fue enviado  a la revista por una integrante de la Red de Docentes Feministas REDOFEM.

 

La Importancia de la Acusación Constitucional contra el Ministro Raul Figueroa.

Este jueves 12 de agosto se vota por la Cámara de Diputados y Diputadas la Acusación Constitucional contra el ministro Raúl Figueroa. Para quienes creemos en el derecho a la educación, se trata de un hito de gran relevancia, considerando que la singularidad de dicho libelo radica en el hecho que se sustenta en las denuncias que las organizaciones de la sociedad civil vinculadas a educación (apoderados/as, docentes, asistentes de la educación, estudiantes, entre otros) han expresado a diversos parlamentarios quienes, asumiendo su mandato legal, presentaron la acusación.

En ese sentido, su aprobación no debe ser vista como un “gallito” entre gobierno y oposición, sino como entre quienes defienden el derecho a la educación y quienes lo han vulnerado en uno de los momentos más complejos que ha vivido el país en las últimas décadas. Este debate no se puede desvirtuar entre quienes están a favor del retorno presencial y quienes se oponen, todos estamos de acuerdo con un retorno seguro. Se trata, principalmente, de establecer si el gobierno, a través de su ministro, ha ejercido todas las facultades que le confiere la ley para generar las condiciones para garantizar el ejercicio del derecho a la educación de nuestros estudiantes en el contexto de la pandemia.

Contrariamente a lo que se podría pensar, estamos ante un problema concreto y práctico y no ante sofismas jurídicos. Cualquier ciudadano del país sabe que ante una situación excepcional derivada de la pandemia del COVID-19, las necesidades para el funcionamiento de las escuelas aumentan. No se puede retornar a la presencialidad como si nada hubiese pasado, sin un plan bien elaborado que considere y garantice la seguridad de todos sus miembros. Se requiere un apoyo material excepcional por parte del MINEDUC y es lo que, precisamente, el ministro no realizó el año 2020. Es incomprensible que, tal como se expresa en los fundamentos de la acusación y se demostró por medio de informes de la Biblioteca del Congreso Nacional, las subvenciones escolares, es decir, el dinero para que funcionen los establecimientos escolares, hayan bajado en la mitad de los establecimientos durante el periodo de la pandemia, comparado con el año anterior.

¿De qué condiciones nos habla el ministro si en vez de inyectar recursos, los establecimientos educacionales sufrieron importantes pérdidas? Cuando un gran porcentaje de estudiantes no tuvo educación a distancia por no contar con los medios necesarios y, asimismo, la inversión en computadores y tablets fue exactamente la misma a un año regular. Cuando existen escuelas que se caen a pedazos. Como se expresó en múltiples relatos en la Comisión Revisora de la Acusación, las comunidades escolares en carne y hueso han tenido que enfrentar el dramatismo de este abandono.

Aún más, siendo las y los profesores y asistentes de la Educación quienes han tenido que sacar adelante el sistema educativo, es incuestionable e incomprensible el abandono y desprotección respecto a sus condiciones laborales durante la pandemia. Los y las trabajadores de la educación están más agobiados que nunca, únicos trabajadores que no tienen regulado su derecho a la desconexión, por poner un sólo ejemplo. Pero en cambio, la autoridad ha demostrado menosprecio y cuestionamiento constante. Por otro lado, es dramático que hace más de 3 años, docentes y asistentes esperan su bono de incentivo al retiro sin poder dejar de trabajar para no perderlo.

El listado de faltas y negligencias en las que incurrió el Ministro Figueroa es extenso, y están claramente expuestas en el libelo acusatorio, pero pueden resumirse en abandono, desregulación, y desprotección del sistema en un contexto en que se requerían los mayores esfuerzos.

Ante este escenario y a días de la votación, las organizaciones aquí firmantes, esperamos una señal clara de respaldo a las comunidades escolares. Esperamos coherencia entre quienes dicen defender el derecho a la educación y sus acciones. Creemos que la gestión del ministro Raúl Figueroa ha agudizado la crisis de un sistema educativo a cuestas.

 

REDOFEM

CONAECH, Consejo Nacional de Organizaciones de Asistentes de la Educación de Chile:
Confederación de Asociaciones, Sindicatos, Federaciones Nacionales y Regionales de Trabajadores de la Educación Inicial de Jardines Vía Transparencia de Fondos MOVIMIENTO VTF.

CONFUCEM, Confederación Nacional de Federaciones Regionales y Sindicatos de Corporaciones Municipales de Funcionarios de Educación.

CONATECH, Confederación Nacional de Trabajadores de la Educación de Chile.

FETECH, Federación de Trabajadores de Educación de Chile.

AEFEN, Federación Nacional de Organizaciones de Asistentes de la Educación Pública.

FENTE CHILE F.G., Federación Nacional Gremial De Trabajadores De Educación – Chile.
Federación Nacional VTF

 CÍRCULO DE PROFESORAS FEMINISTAS AMANDA LABARCA

 UNIDOS POR LA EDUCACIÓN

Gestión Popular www.gestionpopular.cl

TECFEM www.tecfem.cl

SINDICATO ÚNICO DE TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN – SUTE CHILE

 

Comparte tu opinión o comentario