Good Bye, Menem

Por Pablo Parry

#DeFrente

Ha muerto Carlos Menem.

Padre orgulloso de la miseria argentina.

Caimán de pozo y ladrón de cuatro esquinas.

Malparido perro de la demagogia politiquera de frases rocanbolescas, de esas que resuenan en el oído del populacho desesperado por una solución a sus dolencias.

Canalla de tercera. Mentiroso de cuarta.

Un día peroncho en la cámpora, al otro más lopez-reguista que el brujo.

El general te tuvo en su seno. Su protegido, su ahijado, su delfincillo de patillas largas y cabellos rebeldes.

Pero el tiempo te puso las canas, te cortó el pelo, te puso el terno y la sonrisa de papel.

Y esos discursos en La Rioja hablando de libertad y democracia, pronto volaron al viento de la promesa esfumada.

De la palabra perdida en el vacío de la hipocresía.

Y bajo la bota criminal de los tiranos que liberaste.

La buena onda con el FMI, el BM y Mr. Bush apestó en el hálito de tu infecta palabrería patriotera .

Y cuando te pillaron las armas pa´ Croacia, ay de tu pellejo que tuviste que volar una fábrica entera para no sentir de nuevo el duro frío de la celda ni el sonido tétrico del carcelero de turno.

Pa´ que hablar de YPF, Swiftgate, la AMIA, Aerolíneas Argentinas, Siemens AG, y todo la estela oscura de corrupción que dejaste.

Y que la justicia, ciega por vocación, no miró.

Ahora el tiempo tocó la puerta, Carlos Saúl.

Y con ello, la historia juzgará a quienes vendieron el alma de un pueblo por unas cochinas monedas de plata.

 

Imagen extraída de notimerica.com

Corresponsal para Revista De Frente

Comentarios (1)

  • Claudio Cunazza

    Excelente artículo….corto y preciso para desenmascarar a Menem !!.

    reply

Respóndele a Claudio Cunazza cancel reply