«Gobiernos Regionales: Financiando lo injustificable» por Camila Ahumada

Gobiernos Regionales: Financiando lo injustificable.

Camila Ahumada, Candidata a CORE Santiago 4, @camila.ahumadao

No ha habido evento más grande a nivel mundial en la última década, que ayude a cuestionar qué priorizamos para financiar, tanto como a nivel gubernamental, institucional, o personal, como una pandemia del covid-19. Y no sólo nos arrinconó frente a nuestros temores e incertidumbres, sino que también nos ayudó como sociedad a cuestionarnos cómo nos relacionamos con otros, ya sea los humanos, los no humanos y la naturaleza.

Con este septiembre con mayores libertades, estamos intentando como sociedad olvidar que el año anterior no hubo celebración de fiestas patrias, pero yo en lo personal, agradecí tener un 18 de septiembre de 2020 sabiendo que no estaban en Chile torturando animales para la entretención. Por una crisis sanitaria, se imposibilitaba cualquier actividad, incluyendo el Rodeo.

Por ello también mi sorpresa al descubrir, que aún en un año de carencias, de sufrimiento y de un sinfín de otras prioridades que hacernos cargos en lo social, se le entregaban alrededor de 160 millones de pesos al rodeo en la Región Metropolitana a través del  6% del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, que se suma a los escandalosos más de 3 mil millones que ha recibido esta cruel actividad los últimos años por parte de organismos públicos a nivel nacional[1].

Para contextualizar, el 6% del Fondo Nacional de Desarrollo Regional está destinado para iniciativas deportivas, culturales y de seguridad para entidades públicas y organizaciones privadas y territoriales. Sabemos que todas estas temáticas fueron fuertemente golpeadas en el estado de catástrofe en que nos encontramos, y más en un país en donde falta mucho que avanzar en la población – y sobre todo la más vulnerable – en la promoción del deporte y la cultura.

No podemos seguir permitiendo que en pleno 2021 se siga normalizando la entrega de recursos a actividades tan controversiales como el rodeo, que significa un evidente maltrato animal justificado por la diversión de pocos, y menos en cantidades tan escandalosas, y que han sido constantes los últimos años, como el 2019 en que ya estábamos cuestionando públicamente los 180 millones entregados aquel año al rodeo desde el Gobierno Regional Metropolitano[2] .

La oposición a la actividad del rodeo es algo ya instalado en la sociedad, y también su poca representatividad como actividad. En una encuesta Cadem realizada el 2019, el 74% de los chilenos no se siente identificado con el rodeo[3]. Es un hecho de que debemos avanzar en la educar desde la empatía, tanto entre nosotros como con los animales, y acabar con estas actividades mal justificadas en la tradición, y por supuesto, con su financiamiento con la plata de todos.

 

[1] https://www.biobiochile.cl/especial/noticias/reportajes/reportajes-politica/2017/09/15/organismos-publicos-han-aportado-mas-de-3-mil-millones-al-rodeo-en-los-ultimos-dos-anos.shtml

[2] https://www.eldesconcierto.cl/nacional/2019/09/04/180-millones-de-pesos-las-platas-en-juego-para-financiar-el-rodeo-en-la-region-metropolitana.html

[3] https://www.cadem.cl/encuestas/estudio-chilenidad-2019/

Comparte tu opinión o comentario