Funcionarios de Chiledeportes exigen renuncia del Jefe del Plan Olímpico por maltrato y acoso laboral

 

Por estos días, al interior del Instituto Nacional de Deportes, en particular, de la Asociación Nacional de Funcionarios de Chiledeportes, el escenario es complejo. ¿Por qué se preguntará usted?

Por la denuncia, formulada por la ANFUCHID, dirigida la Directora Nacional del IND, Sofía Rengifo Ottone, a través de un documento formal al que “Cápsula Informativa”, tuvo acceso en exclusiva.

¿De qué se trata la denuncia?

Aquí se lo contamos en detalle y publicamos también la carta dirigida al timonel del Instituto Nacional del Deporte.

En el texto se indica que “lamentablemente, nos vemos en la obligación de dirigimos a usted, para expresarle nuestro profundo malestar y disgusto, por las reiteradas situaciones de abusos y malos tratos que han denunciado nuestros compañeros y compañeras del Plan Olímpico, las que le fueron informadas, anteriormente, por los mismos funcionarios y funcionarias a miembros de su gabinete”.

Se añade en el documento que “no obstante, lejos de lo esperado, significó la desvinculación de la compañera Catalina Suárez, lo que representa una clara represalia frente a las denuncias encabezadas por ella, en contra el Jefe del Plan Olímpico, el Sr. Marcelo Ubal, en vez de ordenar un sumario administrativo que investigara estos graves hechos”.

 

Más antecedentes

Los datos entregados por ANFUCHID a la directora del IND, respecto de la actuación de Marcelo Ubal, no son pocos y, al respecto, se detalla lo siguiente:

“En agosto del 2020, las y los funcionarios le manifestaron por diversos medios a Marcelo Ubal, su “incomodidad” ante el comportamiento agresivo y abusivo de éste, expresado en “ridiculizaciones, caricaturizaciones, gritos, insultos y garabatos, las cuales se producen principalmente en reuniones grupales, bipersonales y/o llamados telefónicos”. De acuerdo a nuestro protocolo de Maltrato y Acoso Laboral y Sexual, firmado por usted misma, vulnera de manera reiterada los derechos y dignidad de las personas que componen su equipo, afectando la autoestima, el estado emocional y la calidad de vida de nuestros compañeros y compañeras”.

 

Y qué más

Se añade en el texto que “no sólo denunciamos al Sr. Ubal por su conducta interpretada por los afectados como violenta, sino que también denunciamos al Sr. Carlos Ubilla, Jefe del Departamento de Alto Rendimiento, por la ausencia en su actuar, de medidas que se ajuste a lo que señala la normativa con respecto a este tipo de hechos, ya que no ha impulsado acciones para investigar estos graves hechos, para acoger a quienes se sienten agredidos, o para reparar el alterado y hostil clima laboral en el que se sienten atrapados los afectados y que generen las confianzas que permitan alejar el temor a las represalias. Al contrario, y con todo el dolor lo reiteramos, solicitó el despido de la funcionaria Catalina Suarez, requerimiento que contó con su venia”.

 

Las actuaciones

En la carta dirigida a la directora del IND, por parte de ANFUCHID, se plantea:

“Lo que más nos tiene preocupados, ya que no entendemos que usted, como Directora Nacional, quien firmó el actual protocolo de Maltrato y Acoso Laboral y Sexual, haya sólo escuchado a quien para nosotros es el responsable de esta agresión y no haya decidido, al menos, dar el beneficio de la duda de los trabajadores y trabajadoras que, hoy, se sienten víctimas por no ver que exista una preocupación por el resguardo de su integridad y dignidad”.

Y señalan que:

“A raíz de lo mismo, se ha permitido la abierta e irregular intervención del MINDEP (Ministeriodel Deporte), por medio del Jefe de Gabinete de la Ministra, el Sr. René Borgna, quien nos ha dejado la sensación que su objetivo fue dilatar el conflicto y exponer al equipo del Plan Olímpico ante quien ellos consideran su agresor. Es más, el Sr. Borgna aseguró que no existirían represalias contra los denunciantes, lo que claramente no se cumplió. Sólo comprometió a una empresa externa para abordar los problemas de clima laboral, sin considerar que las acciones del Sr. Ubal hacen necesario un tratamiento particular para esta persona que ha afectado la dignidad de quienes realizan funciones bajo su jefatura”.

 

Relación autoridad y jefaturas

Sobre el punto de la relación entre la autoridad y las jefaturas de ANFUCHID, se plantea:

“No está demás decir que las relaciones entre autoridades y jefaturas con las y los trabajadores del Estadio Nacional-CAR-Residencia, se han ido deteriorando por prácticas cuestionables y que, incluso, nos llevan a calificar de agresivas, de quienes ustedes han instalado, siendo Agustín Melisenda otra de las personas que detentan un cargo de jefatura, ha instalado en el sentir de quienes trabajan ahí, que se trata de una persona con un actuar que maltrata y denigra a quienes forman parte de su equipo de trabajo”.

Advierten que “en conclusión, el sentir generalizado es que usted conduce una administración que gestiona basada en el temor, amparando a los agresores mientras se desvinculan a las y los agredidos como medida ejemplificadora para quienes se mantienen en sus cargos”.

Los requerimientos

Desde la ANFUCHID, se exige lo siguiente:

“La inmediata salida de Marcelo Ubal del servicio.

  • Remover del cargo a Carlos Ubilla por encubrir y amparar las agresiones de Marcelo Ubal y faltar a sus responsabilidades al exponer a las y los trabajadores a un clima laboral violento, protegiendo al agresor en su cargo sin aplicar el protocolo institucional para abordar dichos casos
  • Terminar con las intervenciones del Ministerio del Deporte por medio de su jefe de gabinete, quien sin tener facultades sobre el servicio y sus funcionarios y funcionarias, suplanta la responsabilidad de su Dirección promoviendo el deterioro de las relaciones laborales
  • Terminar con la impunidad sobre aquellas jefaturas que ejercen su rol por medio de prácticas abusivas y los malos tratos contra quienes hacemos funcionar este servicio.

 

Via Cápsula Informativa

Comentarios (1)

  • tanax

    Esta denuncia tiene como causa principal la flojera de los apernados politicos de siempre. Tras determinados nombramientos de piñera, el ritmo laboral cambió y a varios no les gusto. Acoso le llaman, otros le llaman trabajo.

    En cuanto al periodista, si se le puede llamar así, una lástima su falta de ética profesional.

    Primero, no contrastó fuentes ¿Que paso con el otro lado de la historia señor? ¿Llamo para averiguar algo? No.

    Y segundo, parece ha cambiado de opinion, o estar algo confundido pues sus preocupaciones se han distorsionado bastante.

    En un artículo del mostrador escribia lo siguiente

    “Las instituciones públicas no dan respuesta eficiente a las necesidades del pueblo, el aparato burocrático carece de mecanismos que permitan entregar un buen servicio y recibir soluciones adecuadas a los problemas. Cada trámite realizado es engorroso, lento y muchas veces termina en nada, existe carencia de una coordinación entre los ministerios –internos y externos-, simplificar los procesos para la gente común, hacer seguimiento el servicio entregado y otorgar una atención cordial; ser servidor público es una vocación, es ponerse a disposición de los otros para solucionar sus problemas con los recursos del Estado, en ningún caso deben ser espacios de poder que generen redes clientelares.”

    Hoy, aparte de haber olvidado su pomposa vocacion por lo publico, se presta para apoyar a las mismas redes clientelares que tanto critico. Hipocresía pura.

    reply

Comparte tu opinión o comentario