TOP

«Etnicismo e imperialismo: Israel y la construcción de un Estado étnico-religioso» por Carmen Parejo

«Así la gran pregunta qué hay que hacerse es, ¿Cómo iba a resolver el problema de las persecuciones etnicistas europeas, crear el mismo problema en Oriente Medio, solo cambiando los protagonistas?

Nunca hubo ese interés. Es por esto que algunos no entienden qué problema tenemos con Israel, y sobre todo no entienden que tenemos exactamente el mismo problema que con las persecuciones a judíos en Europa. Ambas cosas tienen la misma raíz.»

Por: Carmen Parejo

La idea de construir Estados étnicos-religiosos nunca podrá salir bien.

Y este elemento básico, nos puede ayudar a entender porqué el Estado de Israel, simplemente debe dejar de existir. Aclaro: eso no conlleva la aniquilación de su población.

Ya en el texto de la Sociedad de Naciones en 1922, se advertía al mandato británico sobre Palestina, que si deseaban construir un Estado para los judíos, debían, a su vez, garantizar los derechos de la población nativa.

Decirle al Imperio británico que garantice el derecho de cualquier población nativa es casi un chiste. Pero es importante este elemento porque no había que ser muy inteligente para saber que crear un proyecto de Estado etnicista en un lugar habitado iba a generar conflicto.

Habría que preguntarse también qué interés tenían los británicos en apoyar esto. Por un lado, establecían un aliado o marioneta en la región. Por otro,seamos sinceros, ellos también tenían su proyecto etnicista y con esto tenían excusa para quitarse judíos europeos de en medio.

Europa es racista y lo es porque este es el relato que justificó invadir medio mundo: Somos los civilizados que llevamos la civilización a otros pueblos. Es obvio que esto es propaganda, pero después escuchas a Borrell y dices… Pues algunos se lo creen…

En la actual España la expulsión de judíos se dio mucho antes, para poder crear su propio modelo de Reino cristiano. La expulsión de judíos y moriscos sirvió entonces para apropiarse de bienes y tierras. Y también para desarrollar unos «juicios de sangre» que igualmente servían a una acumulación originaria de capital. En el plano ideológico también sirvió para esa identificación falsa de judíos con riqueza. Lo cierto es que era otra excusa.

En el resto de Europa siempre hubo judíos. Igualmente, se les usó en todos estos procesos, y vivieron en determinadas épocas una persecución intensa.

Así la gran pregunta qué hay que hacerse es, ¿Cómo iba a resolver el problema de las persecuciones etnicistas europeas, crear el mismo problema en Oriente Medio, solo cambiando los protagonistas?

Nunca hubo ese interés. Es por esto que algunos no entienden qué problema tenemos con Israel, y sobre todo no entienden que tenemos exactamente el mismo problema que con las persecuciones a judíos en Europa. Ambas cosas tienen la misma raíz.

Equipo de política internacional de Revista De Frente

Comparte tu opinión o comentario