TOP

Desregulación del mercado financiero en la quiebra bancaria y los fantasmas del capitalismo occidental – Parte II de III

Por Catbriel Cardozo

 

Introducción;

El presente texto es la segunda parte de un artículo que recopila información pública e histórica del proceso de desregulación del mercado financiero enmarcado en la actualidad de los procesos de quiebras por falta de liquidez, insolvencias y absorciones por parte de otros bancos más grandes. La parte inicial abarca el período histórico desde la gran depresión y su relación con el Chile de los años veinte y treinta, y la gestión para la desregulación financiera, durante la presidencia de Ronald Reagan en adelante.

Se sugiere leer la primera parte, antes de continuar con este texto.

En esta segunda parte de este texto abarca la crisis financiera de 2008 con los componentes polítícos y su composición bajo el esquema de desregulación, desde los bancos de inversíón y las aseguradoras operando la estructura de los derivados y el rol de las calificadoras de riesgo. Posteriormente se profundizará en el caso del banco suizo Credit Suisse y las absorciones bancarias ante el peligro de quiebres y la falta de liquidez.

Para finalizar, una tercera publicación, donde la base inicia desde la deuda pública y privada (emisión de bonos) analizada como herramienta de financiamiento e inversión y su íntima relación con la banca mediante el mercado de renta fija, como en el caso de Silicon Valley Bank. Se enfocará un punto en la inflación y las tasas de interés del período un factor determinante en la relación de la deuda y la liquidez. Se considerarán los factores geopolíticos que están presente durante el desarrollo del conflicto bélico en Ucrania y las alineaciones en torno a ella. Para cerrar un análisis subyacente sobre el momento del mercado de criptodivisas, una lectura desde la BlockChain y el acecho de las CBDCs. (Monedas digitales de Bancos Centrales).

 

La quiebra bancaria y la crisis del 2008

La crisis del 2008, más conocida como la crisis subprime, fue una recesión económica resultado de los años de la libertad financiera y la promesa de que el mercado se autorregularía. La construcción del proceso de desregulación llevado a cabo desde Ronald Reagan en adelante, construyeron y fomentaron el proceso de acumulación y expansión del capital financiero en Wall Street, los bancos de inversión se hicieron aún más grandes y con total libertad para especular con los activos que poseían. Para llegado el 2008, el mercado financiero era liderado por los más grandes bancos de inversión, siendo; Morgan Stanley, Goldman Sachs, Bear Stearns, Merrill Lynch y Lehman Brothers. Los grandes conglomerados financieros, CitiGroup y JP Morgan, mientras que el mercado de las aseguradoras era liderado por la gigante AIG, seguidos de MBIA y AMBAC, mientras que las calificadoras de riesgo, eran Moody’s, Standard & Poor’s y FITCH.

La crisis subprime recibe su nombre debido a los prestamos de alto riesgo, prestamos llamados subprime, que se cursaban a pesar de los riesgos de impagos que pudieran tener y estos fueron un actor de reparto en la recesión de 2008 .

En el nuevo modelo de desregulación el prestador original le podía vender la hipoteca a un banco de inversión y estos la combinaban con otros tipos de préstamos, ya fueran automotrices, de financiamiento de educación, hipotecas comerciales entre otros, para terminar creando un instrumento financiero llamados derivados, los CDO (obligaciones de deuda colateralizada). Los bancos de inversión les vendían estos CDO a otros inversionistas minoritarios liberándose y saliendo de la cadena de riesgo.

Los inversionistas minoritarios que compraron la deuda a los bancos de inversión recibían los pagos provenientes del comprador inicial. La estructura dejaba al prestador original sin riesgo alguno por la inversión realizada, ya que esta deuda era sucesivamente vendida y comprada en la cadena bursátil que comunicaba el ecosistema financiero, previa calificación que recibían desde las aseguradoras estos derivados llamados CDO.

Las calificaciones de las aseguradoras eran fundamentales al momento de vender la deuda a los inversionistas minoritarios, ya que aquella calificación en teoría reducía el riesgo de impago y la alta calificación resguardaría el hecho de que era una buena inversión, sin embargo, la realidad sería muy distinta.

Al vender la deuda el prestamista original, el banco o conglomerado, se liberaba de la responsabilidad y del vínculo con la deuda original, por lo cual, la venta de la deuda y la popularidad de los CDO, generaban millones y millones de dólares en ganancias sin riesgo.

La presidencia estaba en manos de George W. Bush, quien nombró como Secretario del Tesoro a Hank Paulson, hombre proveniente del banco de inversión Goldman Sachs, quien para poder asumir, tuvo que vender todas sus acciones por un patrimonio neto de 485 millones de dólares en acciones de Goldman Sachs y una compensación de 31 millones de dólares, mucho de este dinero había sido obtenido con la venta de préstamos SubPrime y derivados CDO. No pago impuestos por la venta de las acciones, el beneficio económico se lo otorgaba una ley promulgada por George Bush padre, mientras Bush hijo ratificaba la estrecha relación del gobierno con la banca de inversión.

Entre los años 2002 al 2008, la venta de los prestamos SubPrime explotó, y fueron prolongadamente ascendentes, los bancos preferían vender este tipo de productos por que las altas tasas que se cobraban para este tipo de préstamos riesgosos, la rentabilidad generada era bastante beneficiosa. Las comisiones que generaban las ventas de estos préstamos abusivos en las tasas, eran un jugoso botín para los cabilderos y vendedores de la industria financiera, me afloran en la mente las escenas de Will Smith caminando para poder vender la máquina hasta poder integrarse al sector financiero.

Los derivados complejos, estos CDO comenzaron a ser fusionados con los préstamos SubPrime por la banca de inversión, estos a su vez fueron muchas veces calificados con AAA por las calificadoras de riesgo. La combinación de estos productos con los derivados para generar nuevas CDO, conllevaba el riesgo de que se produjeran impagos por el origen de los préstamos. La construcción de los derivados es un tema complejo y en el cual no profundizaremos en este texto, sin embargo, la compleja composición y los riesgos asociados a las variables de su origen, en su conjunto presentaban inestabilidades que fueron fundamentales en esta crisis.

La proliferación de la capacidad de conseguir préstamos fáciles, generó una desmesurada demanda de vivienda, durante el mismo período, entre el 2002 al 2007, la venta de casas y la demanda fue sostenida, lo cual elevó los precios en 4 veces su valor desde 2002 en adelante. La construcción de una burbuja que terminó explotando con la caída de Lehman Brothers, uno de los bancos que más préstamos SubPrime otorgó durante el período. La caída de Lehman provocó un caos en el mercado de las acciones, el colapso sería inminente.

AIG era la aseguradora más grande del mercado, y que facultada por el esquema de desregulación vendía también derivados que operaban en la práctica como un seguro. Estos derivados se componían de la relación entre un inversionista que había comprado un CDO, este pagaba una prima trimestral a la aseguradora, pero si el CDO perdía valor, sería AIG quienes tendrían que pagar. Estos seguros de impago podían ser comprados por especuladores del mercado y así apostar a la pérdida de valor de los CDO para poder rentabilizar, los CDO de Seguros de impago no estaban regulados, no tenía la obligación de apartar el dinero que aseguraría las posibles pérdidas, sino que uso el dinero para potenciar la venta de estos derivados, muchos de estos CDS (Credit Default Swap) contenían hipotecas Subprime.

La libertad existente contenida en la desregulación presentaba un cuadro ideal para que la especulación proliferara como un virus. Goldman Sachs compraba a AIG estos derivados CDS para luego ir en contra de los CDO que no les pertenecían y de esta manera hacer que AIG asumiera las pérdidas.

La FED pudo regular el mercado de las hipotecas, pero prefirió mantener la ley de Propiedad de Casas (Home Ownership and Equitity Protection) sin alteraciones, en ese entonces, Alan Greenspan, consideraba que intervenir sería para favorecer a las regulaciones y él se posicionaba del lado contrario en la política de la FED que dirigió largos años.

Ben Bernanke asumió el mando de la Reserva Federal en el año 2006 en medio del año que más hipotecas SubPrime se habían vendido, Bernanke asumía luego de estar vinculado desde 2002 a la FED. Bernanke a pesar de la situación que se vivía con el riesgo que representaban los préstamos de alto riesgo, prefirió no hacer nada y dejar que la ruta al colapso del 2008 fuera inevitable.

Las calificadoras de riesgo en el esquema de la regulación no tenían responsabilidad en las calificaciones que entregaban a las CDO (derivados), si la calificación otorgada era errónea, el inversor era el que corría el riesgo confiando en la calificación. Según data de presentación de los ejecutivos ante el Congreso de Estados Unidos posterior al colapso- Los ejecutivos expresaron que las calificaciones que se otorgaban eran sus opiniones, que eran solo opiniones, una crisis AAA.

 

Credit Suisse. “Houston we have a problem”

 Hace algunos años atrás, en Estados Unidos en medio de la fiebre de Wall Street y la desregulación financiera, el banco de origen suizo fue multado con 536 millones de dólares luego de ser acusado y llevado a la justicia por lavar dinero para el nuclear iraní que fabricaba misiles. En ese entonces, UBS era un banco global, pero su capitalización de mercado estaba en aumento, en el período de las multas por haber determinado fraude en su accionar, UBS pagó 80 millones de dólares por sus faltas y hoy en día es el banco que compra a Credit Suisse, absorbiendo las operaciones del banco suizo.

Durante el proceso de desregulación se llegaba a mentir constantemente en los libros contables, que los acomodaban a sus intereses generando positivas expectativas para sus accionistas. En el modelo tradicional, los bancos de inversión obtenían su liquidez desde sus aportantes, siendo estos los socios, en cambio en el nuevo modelo, los bancos explotaron en la relación de acumulación de capital ya que provenía desde miles de inversores privados que sostenían una relación de acciones con los bancos y además de ser los depositantes. Tradicionalmente el prestador, recibe una paga de intereses por sobre el dinero que ha entregado a cambio, por un tiempo establecido y determinado, es así como el banco recibe el dinero de los inversionistas ofreciéndoles una rentabilidad, para posteriormente tomar ese dinero, repartirlo y utilizarlo con rol de prestador a miles de personas previo cumplimiento de variables y requisitos, lo presta a las personas a un porcentaje de interés, que le produzca la ganancia del período.

La compra de activos de deuda y bonos del tesoro norteamericano tienen una larga relación en esta historia, llena de juicios, multas y los cambios de administradores de la FED desde los potentes bancos de inversión que habían violado las leyes en variadas ocasiones.

Credit Suisse en el año 2021, el banco fue sancionado por casos de corrupción y espionaje por el caso Mozambique, donde prestaban dinero a empresas estatales, fue acusado de desviar dinero para pagar sobornos durante el proceso, en el mismo período fue acusado de espionaje corporativo.

La suma de cuestionamientos es amplia, desde lavado de dinero a ocultamiento de grandes riquezas de oligarcas, dictadores, grandes multimillonarios. El 20 de febrero de 2022, una acuciosa investigación entrega detalles de los distintos cuestionamientos y faltas a la ley, donde ha sobrevivido durante largos años protegido por la legislación suiza, que profesa un protector secreto bancario.

A mediados de este mes, luego de que se dieran a conocer las quiebras del Silicon Valley Bank y luego de Signature Bank en los Estados Unidos, la cuestionada reputación del banco, los juicios y las pérdidas que arrastraban, fueron alcanzados por el pánico bancario y la corrida que había cruzado el Atlántico para llegar a Suiza, la capital de los chocolates. Llegó impactando y haciendo tumbar al Credit Suisse, que fue adquirido por UBS, la competencia en el país de los Alpes blancos, banco que también había sido multado para la burbuja de acciones de 2001. La transacción no estuvo ausente de críticas y siendo cuestionada por ser inducida por el Banco Central ante el posible colapso de un banco sistémico, anteriormente el Banco Central suizo proporcionó más de 65.000 millones de Francos para solventar la demanda de liquidez de las operaciones ante el escenario de la corrida.

 

CATbriel – 31 de Marzo de 2023.

 

Continúa en;

 

Desregulación del mercado financiero en la quiebra bancaria y los fantasmas del capitalismo occidental – Parte III de III

 

CODELCO – SQM ¿Modelo de negocio o modelo de privatización? Parte IV– “Renta variable, pensiones variables”

 

 

Te podría interesar:

Un cuadro belicista económicamente rentable – Parte I de III

 

Europa es un barco viejo y sumiso, pero colonial

 

Desregulación del mercado financiero en la quiebra bancaria y los fantasmas del capitalismo occidental – Parte III de III

@Catbrielcar Comunicar y educar

Comparte tu opinión o comentario