Agencia ATON

Contaminación de Minera de LUKSIC moviliza al Valle de Las Camisas

El Valle de Camisas, ubicado en la Provincia de Choapa, ha mantenido movilizaciones los últimos meses contra la empresa Minera Los Pelambres por la contaminación del Estero Camisas. Análisis de agua confirmaron contaminación en el principal afluente del sector y único sustento para los ecosistemas, las personas y los cultivos. 

 

El 2 de noviembre la comunidad del Valle de Camisas se organizó en una Asamblea Territorial para denunciar la filtración de agua contaminada por parte de Minera Los Pelambres al Estero de Camisas, afluente del cual dependen las y los pobladores, sus animales y el ecosistema completo. Las piscinas de emergencia de la empresa, que conectan con el relaveducto, han tornado el agua del estero amarillenta, y al hogar de las personas llega cafesosa. Los animales siguen bebiendo esa agua y las personas dependiendo de su único afluente, ya que no todas las casas cuentan con sistema de agua potable. Todo, en plena crisis sanitaria.

Para Claudia, habitante del valle de Camisas, la llegada Minera Los Pelambres (MLP) ha traído «puras malas consecuencias», rememorando que antes habían otras condiciones: «Nosotros teníamos un valle limpio de contaminación, limpias nuestras aguas y claras en el río. Uno podía bañarse e ir de picnic, ahora con toda esta cuestión no se puede».

Para la comunidad, claramente la llegada de la minera ha generado cambios en el territorio, Claudia señala que el tráfico y los caminos han modificado los cerros, limitando el espacio para la fauna doméstica.

«Nosotros estábamos acostumbrados a echar nuestros animales al cerro, pero ahora hay mucho derrumbe de tierra y de piedras. Cuando llegó MLP se perdió mucho ganado caprino, quedaron muchas cabras aplastadas con las piedras. Desde un principio hemos sufrido consecuencias, nada se ha solucionado y ahora es peor. Está todo contaminado, el río era lo más puro que teníamos. Necesitamos como comunidad que nos den una respuesta y solución de fondo, no calmantes ni parches. Lo necesitamos para nuestros hijos, para la futura generación”.

Si no hay justicia hay paro

La zona donde denuncian la contaminación proveniente del agua de las piscinas de la empresa mantiene un color y una textura diferente a otros sectores (ver fotografía a continuación). Un trabajador de las piscinas mostró un canal construido por la empresa, “tipo bypass” que se une con el estero, y explicó: “Ahí es donde se contamina más el agua del estero, que es lo que ustedes vieron. Vieron también que andan animales ahí, comiendo algo de pasto y que eso está contaminado también. Deberían tener un cerco, debería estar todo esto aislado para que no sigan contaminando los animales tomando esa agua”.

Luego de más de un mes a la espera de soluciones la comunidad decidió realizar un paro, cortando el paso de transporte industrial que no esté trabajando en la limpieza del Estero. De esta forma, se organizan diariamente en 3 turnos de 10 personas. Magdalena, habitante del valle presente en la toma, explica que la zona alta es la que tiene más problemas: “Les tienen copa, que viene a dejar agua la municipalidad, pero a la calle, la gente tiene que ir con balde a sacar el agua”.

Sobre la empresa, comenta que ofrecen “sacar el agua de la piscina y mantenernos con agua, que no ha pasado. La municipalidad es la que ha estado dando agua… nos trajeron unas copas de 500 litros y ahí están al sol sin agua, en las casas tiradas porque no han ido a dejar más agua”.

Lugar exacto de la filtración

Demandas de la comunidad organizada

El primero de diciembre se realizó una primera reunión entre la comunidad de Camisas y Minera Los Pelambres, en ese espacio los habitantes elaboraron un petitorio respecto al último episodio de contaminación. Históricamente, las reuniones entre la comunidades de Choapa y la minera no han sido fructíferas.

Juan Olivares, hijo de comuneros del valle de Camisas, relata: “Si ustedes ven acá, hace más de 10 años nos ofrecieron antena de televisión, de teléfono y todas esas cosas y están escritas en actas. Vienen, cambian a las personas que tienen mandadas y llega gente nueva y así empiezan a dilatarlo porque dicen que no están al tanto. Las famosas mesas de diálogos, y la gente les creía todo. Se comprometieron y se comprometieron que lo iban a hacer. Si tuviéramos comunicación más frecuente con ellos y con las autoridades sería mejor, como no hay nada esto queda piola. Cualquiera no  tiene locomoción para moverse, acá hay gente humilde y se van apartando. Mientras menos comunicados estemos, para ellos mejor”.

Algunos de los puntos expuestos por la comunidad en la reunión del primero de diciembre fueron:

– Minera Los Pelambres se obliga a cerrar definitivamente y en forma inmediata las piscinas de contención ubicadas en el sector bajo del Valle de Camisas

– Se obliga a la empresa a concretar el traslado de las piscinas en un plazo no superior a un año

– La empresa minera deberá abastecer, en el plazo máximo de 3 días corridos, la dotación de agua potable. Se realizará a razón de cien litros (100) por persona

– Que todo ser humano tiene el Derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación y que dicho derecho debe ser garantizado y respetado tanto por el Estado como por cualquier otra persona o empresa

Liliana Moyano, vocera del movimiento asamblea territorial Valle Camisas, confirma la urgencia del primer y segundo punto: “Esas piscinas son un riesgo para nuestra vida, para nuestra salud, para nuestros hijos, es una contaminación latente que hay ahí, permanente”.

A pesar de esto, la respuesta de la minera fue que no podían sacar las piscinas porque la Resolución de Calificación Ambiental, del Servicio de Evaluación Ambiental, les exige tenerlas ahí. Además, determinaron que no habrá transferencia de dinero sin un juicio. El único acuerdo hasta ahora fue el de realizar fomento social. La comunidad quedó, aquel día, en presentar ideas para programas sociales con sus demandas.

Contaminación manifiesta

Hace algunos días, fueron entregadas las muestras de agua realizadas por Modatima Choapa en los sectores contaminados por la minera. Los resultados confirmaron anomalías en los sulfatos superiores a la norma NCh409 y a la NCh1333. Estas regulaciones establecen los límites para agua potable y para agua de diferentes usos, respectivamente.

César Pastén, miembro de Modatima Choapa, participó en la toma de muestras y confirmó que: «Los resultados de la muestra que se tomó en la cámara de emergencia de estas piscinas que están en Camisas, arrojaron resultados que superan la Norma Chilena de Agua para Riego, y superan también los parámetros que fueron analizados de agua potable. Eso es lo que uno tiene como referencia para poder establecer que tan nocivo podrían ser estas aguas que se vertieron en la piscina de Camisas».

Además, Pastén enfatizó en las deficiencias de la norma actual y la necesidad de monitoreo por parte de las autoridades. «Se dijo en algún momento que las concentraciones estaba bajo norma, al decir esta agua está bajo norma es un tanto engañoso decir esto porque la norma 409 de agua potable el elemento molibdeno no está en la norma, por lo tanto se dice una verdad pero resulta que no se considera ese elemento. Independiente de lo que ocurra, alguien debiera estar monitoreando esto, el caudal del Estero, realizando un monitoreo en los pozos».

Es importante destacar que en las muestras realizadas se encontró la presencia de Molibdeno en concentraciones 0,70 mg/l. La OMS en la Guía para la Calidad del Agua Potable, establece en 1993 un «valor de referencia basado en efectos sobre la salud de 0,07 mg/l para el molibdeno, basándose en un estudio de dos años en personas expuestas por el agua de consumo», es decir, 10 veces menor a lo encontrado en el Valle de Camisas.

Historial de contaminaciones

Las actuales movilizaciones realizadas por los y las habitantes del Valle de Camisas no son las únicas que se han realizado contra la empresa minera, hace algunos meses, la comunidad de Choapa Viejo exponía su indignación con la empresa por la contaminación de su principal afluente, situación que ha tenido a esa comunidad bebiendo agua embotellada por más de 8 años.

Para Ivanna Olivares, convencional constituyente por el distrito 5,  este conflicto «revela crudamente la realidad de la Provincia de Choapa». Y explica: «El suceso sostiene la tesis de que Antofagasta Minerals, a través de Minera Los Pelambres, es un holding empresarial que incumple con descriterio sus compromisos ambientales, y es capaz de negar asombrosamente la insostenible situación de vulneración ambiental que tiene a nuestra provincia en una crisis de graves dimensiones».

Por otro lado, expone la profunda inoperancia del Estado, su institucionalidad ambiental y el poder judicial. «Que el Servicio de Evaluación Ambiental apruebe piscinas donde decanta el relave que se dirige al tranque el Mauro, a una cuestionable distancia del estero de Camisas, es sinónimo de que el poder y la producción económica están por sobre el derecho de las comunidades a vivir en armonía donde históricamente lo han hecho«.

Además, Ivanna quien también es profesora de historia, realizó un repaso por los juicios generados en torno al conflicto por el tranque de relave El Mauro: «Las cuestionadas piscinas son parte de la Resolución de calificación ambiental que aprueba el proyecto de instalación del tranque el Mauro, y que en el año 2014, el Juzgado de Letras y Garantía de Los Vilos ordenó a MLP demoler el tranque de relaves en cuestión, en cumplimiento de una sentencia emanada el 21 de octubre de 2014 de la Corte Suprema. Sin embargo, en 2016 la Primera Sala del tribunal de alzada de la Corte de Apelaciones de La Serena resuelve en favor de la empresa, dándole continuidad a esta obra ruinosa que en el presente destruye las vidas de la comunidades del río Camisas«.

Conflicto latente

Las múltiples y extensas movilizaciones que han ocurrido en los últimos años en la provincia demuestran la tensa relación entre las comunidades y la empresa minera, sobre todo en los espacios donde existen obras industriales. Las consecutivas transgresiones a la salud de las personas y de los ecosistemas, junto a las dilataciones en el cumplimiento de sus compromisos, exponen una realidad totalmente distinta a la que la empresa ostenta en su página web, donde afirman: «Confiamos y respetamos a las personas, y tenemos un genuino interés por su bienestar. Su opinión nos importa y nos relacionamos de forma abierta y colaborativa. Construimos confianza al cumplir con nuestros compromisos«.

Actualmente, la crisis hídrica que afecta a la Provincia de Choapa está llegando a situaciones extremas, los dos embalses de agua que deberían abastecer al territorio se encuentran bajo el 15% de su capacidad. Esta realidad ha generado diferentes movilizaciones contra la empresa minera, por los más de 1200 litros/segundo que tienen aprobados, divididos en 829 l/s de agua fresca continental y 400 l/s de agua desalada. Cabe destacar que solo con los litros por segundo de agua continental podrían en un año llenar el embalse El Bato a su máxima capacidad y le sobrarían más de 300 mil metros cúbicos.

Actualmente Minera Los Pelambres mantiene un proceso de evaluación ambiental activo en el Servicio de Evaluación Ambiental por el Proyecto de Adaptación Operacional (PAO). En este último proyecto se realizaron más de 200 observaciones a través del portal de participación ciudadana; mientras que en su último proyecto aprobado (INCO) apenas se realizaron 14 observaciones; convirtiendo al PAO en el proyecto con más observaciones en la historia de la minera. En Marzo del 2022 Minera Los Pelambres debe dar respuesta a las observaciones de la ciudadanía y de las instituciones, mientras tanto, las comunidades claman por ayuda frente a la contaminación efectuada por la empresa.

Manifestaciones Valle de Camisas

 

Publicado el 31 de diciembre de 2020 en radiojgm.uchile.cl por Revista Pasto Seco

 

Comparte tu opinión o comentario