Caminata Cannábica en las principales plazas del país

MANIFESTACION NACIONAL DE ORGANIZACIONES Y USUARIOS DE CANNABIS EN REPUDIO A ALLANAMIENTO DE DISPENSARIO Y PERSECUCIÓN SOSTENIDA

  • Pacientes, usuarios medicinales de cannabis y organizaciones sociales, se manifestaron en Santiago, y otras ocho ciudades, por la grave persecución y criminalización que sufren los usuarios de Cannabis en Chile. Situación agravada por el allanamiento del Dispensario Nacional la semana pasada en Providencia. 
  • En la manifestación de la capital, participó la fundadora de Fundación Daya, Ana María Gazmuri, actual candidata a diputada por el Distrito 12. “El Gobierno y la Fiscalía Nacional le han declarado la guerra al pueblo de Chile”, aseguró.
  • Exigen aprobar la Ley Rodrigo Barraza, ex Ley Cultivo Seguro, rechazada en la Comisión de Salud del Senado, y despachada con un informe negativo a Sala. En paralelo, la Cámara Alta revisa la reforma a la Ley 20.000, donde es gravitante se ratifique la aprobación de la indicación que protege el uso medicinal con receta médica.

Martes 26 de octubre de 2021. Con arresto domiciliario total quedaron los dos trabajadores del Dispensario Nacional detenidos tras el allanamiento que sufrieron el jueves en la tarde, por efectivos policiales de Providencia. Carabineros llegó hasta el lugar tras una denuncia de vecinos e incautó todas las plantas destinadas al tratamiento médico de más de 400 socios. En repudio a esta persecución sostenida, la comunidad cannábica se manifestó este fin de semana en distintas ciudades del país.

La Segunda Caminata Cannábica Nacional convocó a miles de personas en Santiago, Concepción, Arica, Punta Arenas, Copiapó, Calama, Valparaíso, Puerto Montt y La Serena-Coquimbo, entre otras ciudades. En la capital el punto de encuentro fue en los alrededores del Ex Congreso Nacional para caminar pacíficamente hasta Plaza de Armas. Entregaron sus testimonios pacientes y usuarios que han sufrido la persecución de las policías y el Ministerio Público.

Llamaron a manifestarse las organizaciones activistas por los derechos de usuarias de cannabis, como Activismo Cannábico Chile, Movimental, Dispensario Nacional, En Volá, Santiago Verde, Federación Chilena de Colectivos Cannábicos, Cannadoc, Mariamed, BOCI, Deffcann y las fundaciones Utopía, Mamá Cultiva y Karu Lawen. Participó también la fundadora de Fundación Daya, Ana María Gazmuri, hoy candidata a diputada por el Distrito 12 (La Florida, La Pintana, Puente Alto, Pirque y San José de Maipo).

«Somos millones de usuarios de cannabis en Chile, cientos de organizaciones, una comunidad que se ve gravemente amenazada por un Estado que decide intervenir en nuestras vidas privadas. Cada uno de nosotros que ejerce su derecho al cultivo personal o cultivo colectivo como el Dispensario Nacional, está luchando activamente contra el narcotráfico pero hoy día estamos frente a un Gobierno y una Fiscalía Nacional que le ha declarado la guerra al pueblo de Chile, porque el pueblo abraza el cannabis», dijo la actriz y activista, Ana María Gazmuri, entre aplausos de los manifestantes.

DISPENSARIO NACIONAL

El jueves recién pasado un grupo de Carabineros llegó hasta el Dispensario Nacional de Cannabis Medicinal, tras reclamos de vecinos por un “fuerte olor a marihuana”. Incautaron el cultivo colectivo destinado a suplir el tratamiento médico de niños con cáncer o epilepsia, y adultos mayores, en su mayoría. Detuvieron a dos trabajadores, quienes debieron pasar la noche en el calabozo para pasar al día siguiente a Control de Detención. Quedaron con la medida cautelar de arresto domiciliario total por los tres meses que durará la investigación.

“En primer lugar, sentir olor a cannabis no es indiciario de la comisión de un delito porque es un criterio subjetivo, como ha determinado la Corte Suprema. Segundo, la tesis de la defensa es que acá no existe ningún delito porque este cultivo está debidamente acreditado, correspondiente a una persona jurídica regida por la Ley 20.500, y tenía toda su documentación al día, y además corresponde a un cultivo medicinal avalado no solo por la ley sino que también por amplia jurisprudencia”, dice el abogado de la Clínica Psico-Socio-Jurídica de Fundación Daya, Hernán Bocaz, quien asumirá la defensa del caso.

Esto se suma al descontento por el rechazo de la Ley Rodrigo Barraza, ex Ley Cultivo Seguro, en la Comisión de Salud del Senado a principios de este mes (el 5 octubre). El proyecto fue despachado con un informe negativo a la Sala de la Cámara Alta para ser discutido en una próxima sesión ordinaria.

Por su parte, la activista y Directora de Coordinación de Dispensario Nacional, Valeska Frías, destacó el daño que se le hace a los pacientes que deberán interrumpir forzosamente sus tratamientos. «Somos la primera corporación de usuarios medicinales de cannabis del país. Con este allanamiento quedan nuestros 400 socios sin tratamiento, ya sea en aceites, resinas, ungüentos o flores, por al menos cuatro meses sin medicina. Quien denuncia un cultivo medicinal está colaborando con el narcotráfico».

“Somos pacientes, no delincuentes”, “No al castigo, sí al cultivo”, gritaba la multitud que con pancartas y lienzos avanzó pacíficamente hasta Plaza de Armas, recibiendo el apoyo de transeúntes.

LEY ANTINARCOS: INDICACIÓN MEDICINAL 

En paralelo, la Comisión de Constitución está revisando la reforma a la Ley de Drogas, conocida como “Ley Anti Narcos”, donde el uso medicinal con receta médica quedó protegido en el proyecto, con una indicación idéntica a la Ley Rodrigo Barraza, la cual es gravitante mantener en el documento final. Sin embargo, esta normativa no alcanza a proteger a los usuarios recreativos o adultos, quienes usan la cannabis con uso terapéutico, pero sin acompañamiento médico.

En el trámite previo en la Cámara Baja, Fundación Daya y su fundadora, Ana María Gazmuri, hoy candidata a diputada por el distrito 12, participaron activamente en la discusión parlamentaria junto a otras organizaciones como Fundación Utopía, Fundación Chile 21 y Fundación Mamá Cultiva, como invitados a exponer frente a los diputados la realidad de la comunidad usuaria de cannabis en en el país y defendiendo indicaciones para su protección. Expuso a favor también la Defensoría Penal Pública.

Músico, abogado y defrentista. Vive en Peñalolén, Santiago.

Comparte tu opinión o comentario