TOP

Añito que se va, añito que se viene, invierno-petróleo-gas, hidrocarburos jo jojo. La Ensalada Rusa de inicios de 2023

Por Catbriel Cardozo

 

El comediante se sentía seguro y realizado, había estado en la Hacienda del Cabrón con toda la gente que él creía importante. Algo nervioso, al inicio de la jornada y en el discurso en la “Cámara”, ya que le preocupaba su acento, muchos sabían que hablaba mejor ruso que ucraniano, pero eso ya había quedado atrás, había vuelto con más recursos y nuevas noticias.

Se peinó frente al espejo, ajustó el cuello de su polerón verde y se dispuso a leer, tenía una misiva de comunicación privada. Sonrió y no quiso ver el remitente, el color y la fina elegancia del sobre, le bastaron para saber de quienes procedía.

 

Teutón miraba al mar del norte con algo más de optimismo, sentado frente a la construcción de las terminales de GAS licuado, se sentía más aliviado con el dato de inflación interanual que ha descendido más de lo esperado por los analistas que lo acosan a diario, el empleo se ha sostenido bien a pesar de las reiteradas quiebras por el encarecimiento energético. Había logrado reponerse del shock inicial y se hallaba más alegre, la cosa seguía complicada, no podía aflojar.

 

El francés se sentía agobiado, se soltó la corbata, liberó el botón y miró el cuadro de Brigitte. Caminó hacia el despacho y tomó el teléfono. Quiso llamar y se detuvo, miró el periódico y vio a su rival de las últimas elecciones con una crítica a la situación general de la política que llevaba en su feudo. Frunció el ceño y salió de la sala dando un portazo.

El cuadro de Brigitte se tambaleo con el abrupto cierre de la puerta.

 

Un intenso olor recorría la sala y los ejecutivos pertenecientes al Foro Económico compartían algunas apreciaciones respecto del comediante, sin mayores alteraciones en la agenda iniciaron la reunión. Unos hombres altos de vestimenta obscura entraron para posteriormente cerrar las puertas, previamente salió un servicio preferencial de café.

 

En el antiguo reino, Richi repasaba las líneas.

“Honorables, es cierto, las ayudas serán de 900 libras por familia en 3 pagos durante el año fiscal, algo más de 1000 dólares actuales al cambio”, pero….

Repetía y repetía el texto sumando ademanes una y otra vez.

En eso un desarmado rusio con la corbata desalineada entró en la sala. Le miró y le arrojó un artículo a la mesa.

Mira; para esto sirven tus amistades en estos prestigiosos medios económicos, ¡para que nos expongan ante la opinión pública! La inflación nos terminará matando. Le reclamó.

 

El chino se encontraba en medio del desierto, entre una extensa excavación caminaban bajo el sol sobre una alfombra semi roja hasta la zona cubierta. Una ráfaga de viento le recorrió la cabeza al caminar y lo agradeció, el calor era intenso.

Tomó los planos, avanzó uno por uno, pasándolo en orden a los asesores que le acompañaban. Apuntó unas cifras en una libreta pequeña, miró al hombre del desierto y se fueron a una orilla. Entonces le dijo; de concretarse el pago será en nuestra moneda y la cifra será bastante generosa para la inversión petrolera.

Siempre agradecemos la confianza y la profundización de nuestras relaciones comerciales. Los términos han sido acordados.

El chino le estrechó la mano y el Príncipe le correspondió.

 

Señor, los datos manufactureros han mejorado en varios lugares en la zona de influencia del protectorado europeo. ¿cree que debemos dar el siguiente paso?

El cabrón que estaba mirando unos datos de económicos provenientes de la FED, giró su cabeza y le dijo:

Todo a su tiempo y con calma, que el tiempo es dinero sabiendo esperar. Todo a su tiempo.

La mujer asintió y se retiró de la videollamada.

 

 

Ensalada Rusa: Es una construcción literaria en donde los personajes buscan representar la situación política/económica de Europa, con una perspectiva geopolítica.

 

CATbriel 2023.

Ensalada Rusa de noviembre;

¡Tanques y Davos con alta deuda pública, más una gustosa salsa inflacionaria! Los ingredientes de la Ensalada Rusa de fin de Enero

 

 

@Catbrielcar Comunicar y educar

Comparte tu opinión o comentario